Fauces es un trabajo brillante que combina momentos de una naturalidad apabullante con arranques de surrealismo experimental. Luz y oscuridad a partes iguales. Verdad, mucha verdad sobre el escenario y también mentira, la que acompaña a cualquier acto teatral. Fauces intriga, apabulla y emborracha. Para degustadores  inquietos de buen teatro. Se puede ver en la sala Nave73 de Madrid, por ahora los miércoles de febrero.

José Andrés López firma el texto y la dirección, además de ser uno de los actores del montaje. Aunque como él mismo reconoce, Fauces es un trabajo de creación colectiva en el que también intervienen los dos actores que le acompañan, Carlos Gorbe y Román Méndez de Hevia, la música en directo de María de la Rosa y el resto del equipo de la compañía Viviseccionados.

Es el quinto montaje de la compañía y José Andrés López, después de otros trabajos como “Pax Tecum”, “Ofelia Forever”, “Oymyakon” o el éxito de “4,2” que se ha representado con muy buenas críticas también en Nave73 el pasado mes de enero. “Fauces” está dividida en escenas independientes y como indica la sinopsis oficial, habla de la adoración como sentimiento que une a las personas, desde un amante a un terrorista. Pero es mucho más, es también lo que quiera cada espectador.

José Andrés López

Son interesantes las interpretaciones, los movimientos, los elementos escenográficos, pero impactan dos cosas de manera  especial. Por un lado la música de fondo y la música en directo de María de la Rosa al violín, que convierten en mágicos ciertos momentos. Y por otro lado el texto, los monólogos y lo que se dice.  El personaje, el actor en escena, se dirige al público con una impactante naturalidad y con reflexiones abrumadoramente reales. Se adivina una mente compleja  que no descansa (la del autor), alguien que se conoce muy bien así mismo, para lo bueno y para lo malo.

Creo que hay mucho de radiografía íntima y de verdad, quizá también de terapia curativa o de tensiones liberadoras. Yo he percibido un grito de desesperación, la  necesidad mayúscula de ser amado, la rabia del inconformismo, una crítica consciente a la sociedad que nos rodea y profundizar en la intimidad de uno mismo. También reflexiones en torno a la profesión actoral, la necesidad de recibir alabanzas, los que son muy intensos, los periodistas, los críticos de teatro, el día a día y los mamadores de subvenciones. Hay verdad, yo me creía lo que me contaban, pero  no todo  tiene porqué ser cierto. Es teatro y la mentira es la madre del teatro. Lo hace grande porque sobre un escenario hasta lo imposible es posible.

Llega un momento en que te abandonas y te dejas llevar por la sucesión de momentos mágicos y sorprendentes, algunos de los mejores que he vivido nunca desde la butaca. Valoro la frescura, la imaginación y  la valentía del montaje, del autor y de todo el equipo. Un último mensaje: Fauces es imprescindible para los amantes del teatro, para los que que quieren algo más.

FAUCES

Texto y dirección: José Andres López

Intérpretes: José Andrés López, Carlos Gorbe, Román Méndez de Hevia

Nave 73  (Miércoles 20:30 horas)

 

Anuncios

Re Cordis, viene de “re” otra vez y “cordare” Corazón. Así que volver al corazón. Si en la vida hay que dirigirse con cabeza también debemos dejar actuar a nuestro corazón y vivir desde nuestras pasiones. No sé si Alberto Amarilla se lo ha aplicado así mismo embarcándose en esta aventura en la que actúa como intérprete y productor y de la que además es coautor del texto y codirector junto a Mabel Del Pozo. La cita en el Teatro de las Culturas desde el 10 de febrero

Alberto Amarilla en este espectáculo unipersonal demuestra su versatilidad, la gran cantidad de recursos que atesora y también la madurez de quien pisa el escenario con la naturalidad y presencia de los grandes. Llena el escenario mientras nos lleva por la mente del personaje central, un actor que ha perdido la memoria y trata de recordar a través de las personas que han marcado su vida.

P: ¿Qué es Re Cordis?

R: Habla de nosotros a través del yo. Un hombre está  solo en una habitación y no sabe quién es y por qué está allí. A partir de ese momento sus recuerdos intentan encontrar su verdadera identidad.

P: ¿Cómo se ha gestado este proyecto?

R: Es un proyecto que tiene mucha gente detrás. Empezó en un taller sobre la memoria con Nacho Sevilla, siguió con en taller con Sol Garre y después se unió Mabel del Pozo y otros como Sergio Rubio, Alberto Arcos, etc. Es un proyecto que tiene que ver con la neurociencia íntimamente relacionada con el teatro: la percepción, la atención, la emoción y la simulación de los recuerdos. Lo presentamos en Surge 2017

P: Además el protagonista es un actor.

R: La elección fue consciente. El actor es la persona de la acción y a través de la acción encarna todas estas teorías. Debe recordar un texto que memoriza y lo interpreta desde el corazón, le da emoción y le da vida

P: Y después de pasar por la Sala Intemperie, volvéis al teatro de las Culturas en Lavapiés?

R: Volvemos justo  donde se gestó la obra, el teatro de las Culturas que dirigen Clara Méndez Leite y Alberto Amman. Montamos la función para ese espacio. Estamos con muchas ganas porque tienen un equipo formidable

P: ¿Hay que estar un poco loco para hacer esto?

R: Hay que estar un poco loco para vivir en este mundo y no morir en el intento, pero sí, creo que sí

P: ¿Cuál son tus puntos fuertes tanto en profesional como en lo personal?

R: En lo profesional soy tenaz y perseverante y en lo personal intento ser siempre generoso

P: ¿Y los puntos débiles?

R; En lo personal me cuesta llegar temprano a los sitios y en lo profesional es que quizá soy demasiado exigente y quizá también demasiado reservado a veces

P: ¿Qué es lo que estás aprendiendo en este proyecto?

R: Es la primera vez que me meto en la producción y es muy fuerte la gestión de todo el equipo humano. Es lo más difícil y también lo más bonito

P: ¿Te ha ayudado este montaje a conocerte más? ¿Es necesario conocerse mucho para hacer este montaje?

R: Las dos cosas. De hecho partimos de la especificidad de la persona que está en escena, del actor para llegar a su poética. Esto permite que aparezca algo auténtico que da paso a lo transubjetivo y lo universal. Además en todo el viaje hay toneladas de sentido del humor, conseguimos una ruptura temporal muy emocional, natural y nada teórica relacionada con los recuerdos que aparecen en escena y que muchos son reconocibles para el espectador

Y terminamos con una reflexión de Mabel del Pozo, compañera de Alberto Amarilla en este viaje. Le pedi una razón para ver este montaje y me contestó con dos: una que merece la  pena solo por el disfrute de ver a un actor pegándose este viaje y la otra por el viaje al que invita al espectador a través de su propia demencia, de sus propios  recuerdos y personajes adquiridos.

“De alguna manera es el recuerdo con el niño mágico de cada uno” Mabel del Pozo.

 

RE CORDIS

Con Alberto Amarilla

Teatro de las Culturas (C/ San Cosme y San Damián, 3)

Del 10 de febrero al 4 de marzo

Sábados y Martes 20:15 horas y domingos a las 19:00 horas


Mario llegó a casa con una ilusión que creía desterrada de su ser. Al menos, por el momento, había olvidado la pesadez que se había apoderado de él las últimas semanas, incluso el desmayo y el paso por el hospital parecían un recuerdo pasado. Se duchó en un instante, buscó entre la vorágine de ropa sucia que tenía amontonada junto a la silla de su dormitorio. Hacía demasiado tiempo que no ponía una lavadora. Encontró un pantalón corto vaquero en el fondo del armario y una camisa con cuadros rojos. Se vistió y se afeitó en un instante y a las 9  menos veinte estaba en la puerta de sus vecinos esperando a Omar. (más…)


Arrancando el año 2018, en Gente con Duende echamos la vista atrás para reconocer los mejores montajes teatrales del pasado año. Son los 7 del Top7conDuende, son todos los que están, pero puede que falten otros que no he tenido la oportunidad de ver. En lo más alto del ranking  “La edad de la ira” de Nando J. López  con La Joven Compañía, protagonizado por un joven que busca  su propia identidad. En segundo lugar “La ternura” de Alfredo Sanzol, un trabajo delicado y lleno de poesís en el teatro de La Abadía

El resto, hasta completar el top7conDuende “Ricardo III” y “Viejos” en el circuito alternativo madrileño,  el musical “La familia Addams”, “Malditos 16” con el Centro Dramático Nacional y un clásico del Siglo de oro convertido en un juego con música y danza como “Dos entremeses nunca antes representados” de Cervantes. (más…)


Es una comedia de sonrisa en la cara. Un clásico de nuestro Siglo de Oro servido en vajilla musical y de danzas de la época. Un gran trabajo de movimiento, de interpretación y de dirección. Un divertimento y un disfrute tranquilo. Un montaje que se pude ver en el teatro de La Abadía hasta el próximo domingo 10 de diciembre. Para no perdérselo. (más…)


Después de estrenar la habitación de invitados de Omar y Hugo, Mario se levantó temprano, despertado por el ruido de la ducha en el cuarto de baño. Había dormido profundamente y más tranquilo que en las últimas semanas. El ver con sus propios ojos a esta curiosa pareja de casi adolescentes disfrutar de la vida, le había dado nuevos ánimos y levantado la moral. Se vistió dejando el pijama que le habían prestado sobre la cama y se dirigió a la cocina. Allí encontró a Hugo preparando el desayuno. Vestía pantalón largo y una camisa que le daba un toque más formal que la noche anterior. (más…)


Omar, Marcos y Hugo cenaron más de lo previsto. El primero, tuvo que hacer nuevo 2 viajes a la cocina para reponer existencias sobre la mesa. El queso, los yogures, los restos de una tortilla de patata y unas cuantas lonchas de jamón serrano fueron completando la dieta. Marcos, olvidó rápidamente el dolor de estómago y la sensación de tener el cuerpo revuelto. A un lado quedó la manzanilla que Omar le había preparado. Charlando con estos dos chavales empezó a sentirse mejor, mucho mejor de lo que recordaba en las últimas semanas. (más…)