ricardo-iiiEl Umbral de Primavera nos propone un Ricardo III con la esencia del clásico de Shakespeare y la envoltura de un trabajo experimental  e hipnótico. Para amantes del teatro que arriesga y que investiga con nuevos lenguajes, pero con un trabajo actoral sólido, con un protagonista como Raúl Ferrando, que está soberbio.  Alterna con acierto momentos brutales y muy violentos, con otros llenos de sensibilidad y cercanía al público. Se puede ver los miércoles y domingos a las 20:00 en el Umbral de Primavera.

Yo quiero ser Ricardo III. Ese ser abyecto, retorcido, conspirador y capaz de todo por llegar al poder. Eso sí, solo sobre el escenario. A cuantos actores he oído decir eso, poniendo el personaje de Ricardo III como uno de los sueños de cualquier actor cuando llega a una cierta edad. En esta versión de Xavier Ariza, que además dirige, ha elegido un actor de 23 años para interpretar a un rey maduro, casi anciano, en los últimos momentos de su vida. Y el contraste de edad funciona. El actor Raúl Ferrando, construye un personaje perverso y brutal, pero a la vez muy cercano con los espectadores con quienes comparte casi coloquialmente sus pensamientos más íntimos. Y en este juego perturbador funciona su cara de niño, casi adolescente y sus ojos maquillados, profundos y humanos solos a ratos.

Esta versión parte del clásico de Shakespeare, respeta bastante el texto y los personajes, pero se centra en la mete criminal y retorcida de este personaje. Un montaje que está lleno de simbolismos, de experimentación y de ideas rompedoras. Si quieren ver un clásico a la antigua usanza, no vayan, este Ricardo III está desestructurado como la tortilla de patata de Ferrán Adriá que se sirve líquida y en vaso. No sé si llegamos hasta tal extremo en este montaje, que conserva la esencia y el sabor a Inglaterra, a guerra, a oscuridad, a historia y a Edad media, pero con una puesta en escena moderna e incluso salvaje en ciertos momentos.

Con Los Jemelos (Rocco y Pier Paolo Di Marvel), Raul Ferrándo y Viviana López (El Umbral de Primavera) en su visita a Radio Enlace

Con “Los Jemelos” Rocco y Pier Paolo Di Marvel, Raul Ferrando y Viviana López (productora y directora de El Umbral de Primavera) en su visita a Radio Enlace

4 actores acompañan al protagonista, Raúl Ferrando, son Enrique Cervantes, Marta Fuenar, Keesy Harmsen y Susana Álvarez. Se reparten una veintena de personajes, que entran, salen, viven y mueren. Destaca  el primero, Enrique Cervantes, a quien pude ver en un brillante papel en “Hey boy hey girl” con Joven Compañía, que alterna personajes masculinos y femeninos con muy buen resultado.

Y aparte de estos 5 actores, con quienes estaríamos en un montaje experimental, pero en el marco de una puesta en escena convencional, hay otros dos artistas, “Los Jemelos”. Son los hermanos Rocco y Pier Paolo di Marvel, que provocan un giro de 180 grados con un trabajo hipnótico de movimiento y cuerpo. El primero es el caballo dorado, que como metáfora resume las ideas que pueblan la cabeza de un rey maltrecho. Y por otro lado está Pier Paolo, que sin palabras transita por varios personajes, se mueve, baila y nos regala uno de los momentos más mágicos de la función sobre el cadáver de la reina.

umbral123Este trabajo tuvo su origen en un Laboratorio Artístico de Creación en el propio Umbral de Primavera, con ideas muy sugerentes como “Ricardo es nosotros. Todos somos Ricardo. Todos estamos en peligro. Nadie está seguro. Nadie”Un espacio muy especial con un ambigú acogedor y donde además de exhibir espectáculos se investiga, se crea y se produce teatro, algo que también hay que destacar. Una sala que está dentro de la Red de Teatros de Lavapiés, que presenta además el sábado 25 de marzo los laboratorios de 2017, LAC 2017, en la sala Francisco Nieva del Centro Dramático Nacional, conmemorando también el Día Mundial del Teatro que se celebra el 27 de marzo.

 


de-espaldas2Mario subió solo desde el río, regresaba con una ligera cojera y un dolor cada vez más intenso en el costado derecho después de lanzarse desde lo alto de la presa. Pero lo peor era el sabor de la derrota, el saber que había perdido una batalla porque Rosa parecía más interesada en Miguel, a quien hasta unos momentos antes, consideraba uno de sus mejores amigos. El resto de la cuadrilla se quedó jugando a las cartas en la ribera del río después del baño. Estaban todos en corro jugando al burro y pronto comenzarían los castigos para los que fueran más lentos en completar las jugadas

Al llegar a casa saludó al vecino, que estaba haciendo obras en casa y tenía un andamio que cubría prácticamente toda la acera y entró en silencio.

Pronto llegas” le dijo su abuela que estaba sentada en el salón viendo la telenovela de turno.

Mario subió directamente a su habitación, se quitó el bañador y se miró en el espejo de su cuarto. Tenía unos rozones que cada vez eran de un tono más rojizo. El golpe parecía más fuerte de lo que había pensado al principio, sobre todo ahora que se estaba quedando frío. El dolor se intensificaba por momentos teniendo cada vez más dificultad en mover la pierna derecha. Se vistió como pudo y llamó a su abuela, que pronto se presentó en la habitación.

¡Vaya golpe tienes! ¿Te duele?

“Si, y cada vez más”

Otra burrada ¿Qué has hecho esta vez?” Sin esperar respuesta, continuó “Vamos al centro de salud, que hoy por suerte creo que está el médico de guardia. Si no, tendremos que llevarte al hospital”.

escalera-casa-viejaBajaron las escaleras con más dificultad de la prevista y Mario tuvo que apoyarse en su abuela para no caerse.

Por fortuna el centro de salud estaba cerca de casa, en la misma plaza al lado del Ayuntamiento. Cuando entraron en la consulta, comprobaron que efectivamente el médico, mejor dicho la médico, estaba de guardia, recogiendo sus cosas para marcharse

¡A ver que tienes! ¿Qué te ha pasado? preguntó la doctora

“Un salto en el rio y un golpe contra el agua”, respondió Mario

“Quítate la ropa y vemos como está”.

Empezó por la camiseta, pero le tuvo que ayudar la abuela, después el pantalón. Al llegar a los playeros fue imposible, porque no podía agacharse y tuvo que ser la joven doctora la que le desató los cordones. Lo más duro, fue cuando al tumbarse en la camilla del lado izquierdo, la doctora le pidió que también se bajase el calzoncillo. Mario se ruborizó y dudó unos instantes, hasta que cumplió el encargo mientras se tapaba con la mano. Giró la cabeza para no ver el estropicio entre avergonzado y temeroso por el daño que podía tener.

¡Relájate! Le dijo la doctora. ¿Te vas a poner nervioso porque te vea desnudo?

Desnudo por fuera en la consulta y desnudo por dentro después de haber dejado ver sus sentimientos hacia Rosa. En esos momentos Mario se sentía el ser más desvalido del mundo, golpeado por fuera en la caída y golpeado por dentro con el corazón destrozado.

centro-de-salud“Te voy a dar una pomada para el dolor, pero creo que tendremos que llevarte a hacer una radiografía por ver si hay alguna lesión interna”

“Está bien, voy a avisar a mi cuñado para que nos lleve en coche”, dijo la abuela

No se preocupe, yo voy para el ambulatorio y os puedo llevar sin problema.

La doctora hizo este comentario mientras había abierto un bote de pomada y la comenzaba a extender por el cuerpo magullado de Mario. Éste pronto notó una sensación de calor y el dolor disminuyó  a medida que la doctora aplicaba la pomada por la pierna, parte de la espalda y el costado. Cuando llegó al culo y a la parte lateral de las ingles la doctora continuó aplicando la crema hasta rozar el vello púbico de Mario. La vergüenza que había sentido al principio por estar prácticamente desnudo y que ya casi había olvidado, regresó violentamente cuando notó que había comenzado a excitarse. Rápidamente movió la mano para cubrirse. La doctora le dedicó una sonrisa cómplice y le mandó vestirse de nuevo.

Se bajó de la camilla y de espaldas, maldiciendo la falta de control de parte de su cuerpo, comenzó a vestirse tan rápido como pudo a pesar de que las molestias seguían acompañándole. La misma doctora le tuvo que atar los cordones de las zapatillas porque  él era incapaz


brodas-bros-10Danza urbana, hip hop, b-boys, Dj, beat-box y rap. Si a esto le unimos la interacción con el público, un poquito de improvisación, recursos de humor, música en directo y juegos de luces, tendremos un espectáculo muy grande: “Brodas Bros 10 años”. La compañía catalana celebra su aniversario recordando algunos de los mejores números de sus 10 años historia  en el Teatro de la Luz Phillips Gran vía hasta el 26 de febrero. (más…)


malditos-16-cartelTeatro necesario, imprescindible y casi perfecto. #Malditos16 es necesario por su contenido social poniendo encima de la mesa un problema como el suicidio en la adolescencia al que no suele dar voz. Imprescindible porque nadie se lo debería perder, adolescentes, padres y educadores. Y casi perfecto porque como proyecto teatral es sobresaliente, el texto, la dirección y las interpretaciones funcionan  como el engranaje de un reloj que te va dando las horas como dardos que emocionan. (más…)


goteroMarcos abrió los ojos, hacía fresquito y se oía el sordo murmullo del aire acondicionado. Había poca luz, y entre la penumbra un olor muy característico a hospital. Estaba tumbado en una camilla en una sala grande con otros pacientes. Al moverse, sintió un tirón en el brazo izquierdo donde tenía una vía conectada a un gotero. Con la mano derecha levantó la sábana y vio que estaba en calzoncillos. A la derecha de la camilla, en una silla, una gran bolsa de plástico con el resto de su ropa. (más…)


En la camaDos días después de la visita del joven de la compañía de gas, Marcos aún no había conseguido salir de casa. Deambulaba del sofá a la cama, de la cama al ordenador, y otra vez al sofá con la televisión. Alguna incursión en una cocina sucia y desordenada y un frigorífico cada vez más vacío. Pasaban las horas y todo estaba envuelto en una nebulosa que le invitaba a dormir o simplemente a estar tumbado con la mirada fija en el techo de su dormitorio sin pronunciar palabra e incluso sin pensar en nada. Dejaba el tiempo pasar y esfumarse sin más, sin horizontes, sin planos ni ilusión. Había retomado su rutina agónica previa a la visita. Una rutina que le acompañaba desde hace varias semanas.  (más…)


Voces en el silencio cartelComenzando el año 2017 es un buen momento para recordar aquellos montajes teatrales que he visto durante el año 2016 que más me han impactado. Son los 7 del Top7conDuende, son todos los que están, pero puede que falten otros que no he tenido la oportunidad de ver. En lo más alto “Voces en el silencio” palabras que denuncian y versos que acarician sobre la historia de amor de Mahmud y Ayaz empezando en enero del año 2016 en la Sala Biribó, que después cerró sus puertas y en el Top2 de la lista “Proyecto Homero – La Ilíada y la Odisea” revisitadas por La Joven Compañía en un trabajo magistral dirigido a un público joven. (más…)