Dados es un montaje que tiene un doble valor: por lo que cuenta y por como lo cuenta. Habla de transexualidad, una realidad social dura y compleja que afecta a muchas personas y familias y que requiere comprensión y apoyo. Y también por cómo lo cuenta, con un montaje soberbio, con un texto brillante regado de un vocabulario fresco y cercano y unas interpretaciones sorprendentes naturales y desbordantes de realismo.  Teatro joven y para jóvenes que girará por institutos a partir de septiembre.

X es un joven que trabaja en una tienda de cómics, pero por la noche y en la trastienda graba podcast sobre los juegos de mesa en general y de rol en particular. Me reconozco muy familiarizado con los podcast, herederos de la radio, aunque los juegos de rol me son absolutamente ajenos. Una  tarde, cuando ya ha cerrado la tienda aparece un joven buscando un regalo de última hora. Un encuentro casual, que pronto se convierte en una interesante conversación sobre la auténtica naturaleza de cada uno. El lenguaje que utiliza José Padilla es muy fresco y muy joven, muy atractivo para el público al que fundamentalmente va dirigido: jóvenes y  adolescentes de institutos

Es el tercer montaje de la productora Ventrículo Veloz que lideran Cristóbal Suárez y Verónica Pérez, que nacieron con la intención de hacer un teatro joven, sobe problemas que les afectan y dirigido a jóvenes. Ya nos sorprendieron con sus dos primeros trabajos también firmados por José Padilla: “Papel” sobre el acoso escolar y “Por la boca” sobre la anorexia. Ahora se centran en la transexualidad con un mensaje claro y muy necesario: cada uno es como es, la identidad sexual no no es una elección al azar, sino que viene de serie como una manifestación más de la diversidad de la naturaleza. Realidades duras, como muestra la función, situaciones complicadas que implican un viaje tanto físico como psicológico, que la sociedad en su conjunto y los individuos en particular, debemos acompañar, apoyar y dejar que cada uno se desarrolle buscando su propia identidad. Y ahí está el mensaje de esta obra de teatro, ligado a la educación de nuestros jóvenes y de nuestros mayores. Tenemos mucho que aprender y muchos estúpidos estereotipos que desterrar como señal de una sociedad madura y culta: aceptar la diversidad.

Sin obviar la importancia del mensaje, hay que decir que como montaje teatral es soberbio en todos sus aspectos. El texto y dirección es de José Padilla, que cada día es más grande. Y sobre las tablas dos actores que hace un trabajo extraordinario. Almudena Puyo es X y además se mete en la piel de un adolescente de casi 16 años con gestos y expresiones propias de un chaval de su edad en un trabajo de muchos quilates. Juan Blanco es Y haciendo un trabajo brutal de energía, emociones y buen hacer. Una pareja increíble que consigue emocionarnos y nos hace estar pendiente del escenario sin pestañear, sin descansar y deseando que la obra continúe para seguir disfrutando

Los actores: Almudena Puyo y Juan Blanco

La escenografía ausente está muy presente. La música ensordecedora por momentos como la escuchan muchos adolescentes. El ritmo, lo giros en la historia y las pinceladas de humor  completan un espectáculo de buen teatro, del que impacta por lo bien hecho que está y que también te invita a reflexionar. El teatro entre sus muchas funciones, también sirve para educar, para aportar su granito de arena en resolver cuestiones en las que la sociedad debe madurar y dar un paso adelante. Esos jóvenes y no tan jóvenes, personas transexuales, que se deben enfrentar a un viaje, a un tránsito que sin duda es muy duro y lleno de dificultades, pero también necesario para que cada cual encaje en su auténtica identidad sexual.

José Padilla, Ventrículo Veloz, Almudena Puyo, Juan Blanco y el resto del equipo han conseguido algo único que seguro triunfará en los escenarios de muchos institutos. Y espero que también en los corazones de los miles de adolescentes que puedan ver esta maravilla de función la temporada próxima. Y mucho ánimo a los viajeros.

Más información en la web de Ventrículo Veloz

 

Anuncios

Un nuevo Top7conDuende con los mejores montajes que he visto entre los meses de abril y junio de 2018. Son todos los que están, pero puede que falten otros que no he tenido la oportunidad de ver. En lo más alto del ranking dos referencias clásicas, por un lado  “Ensamble-Hijos de Grecia” en Clásicos en Alcalá. Un montaje valiente y arriesgado con los hijos de algunos héroes de la Grecia clásica, personalizados y convertidos en contemporáneos por un grupo de actores con momentos realmente impactantes. Y por otro lado, el Top2 lo último de la Compañía Nacional de Teatro Clásico,  “El burlador de Sevilla”, en torno a ese Don Juan magnífico que interpreta Raúl Prieto lleno de oscuridad caminando de la mano del deseo hasta el desastre total. (más…)


Más de 12 horas de teatro en una experiencia mágica de teatro con la compañía Los números imaginarios. En un escenario único, como el Corral de Comedias de Alcalá de Henares y en el marco del festival Clásicos en Alcalá, el domingo 17 de junio pudimos disfrutar con teatro hecho desde las entrañas, del que sabe y huele, teatro que te golpea, te provoca, te pregunta y sobre todo te hace disfrutar. (más…)


Y  no se equivocó. Pasados dos interminables días, en los que había dejado a su mente vagar sin rumbo fijo recordando las experiencias de sus últimas horas, se presentó en la clínica a recoger los resultados de sus pruebas médicas. Y su madre estaba allí, esperando “¿Por qué no has pasado por casa? “ preguntó Miguel al tiempo que besaba a su madre. “Acabamos de llegar directamente del pueblo, tu padre está aparcando el coche. Cada día está peor este barrio y es más difícil encontrar un hueco” (más…)


Quiero verte y mirarte

Quiero que me veas y me mires

Quiero mirarte y sonreir

Quiero que me mires y sonrias

Quiero conocerte

Quiero que me conozcas

Quiero reirme contigo

Quiero que nos riamos juntos (más…)


Un título que nos remite a la muerte, a las catacumbas, un osario de restos donde los niños están separados del resto por una cancela. La capilla de los niños. Muerte, como el asesinato de las niñas de Alcaser, que sirve de punto de partida para esta historia de un escritor a punto de rendirse de viaje a Sicilia y envuelto en una historia de amor turbio con el sabor de las películas de Fellini. Los próximos 9 y 10 de mayo en el teatro del Barrio. (más…)


Miguel viajó hasta el pueblo para visitar a sus padres y quizá también para reencontrase con su pasado adolescente. Le pareció muy extraño reencontrase de nuevo con ellos en la casa familiar y sin discusiones. Tampoco sintió la necesidad de tomar partido por ninguna de las dos partes, como había sido la constante durante los más de 20 años en que habían estado separados. Y ahora, nada más jubilarse, otra vez juntos, como si nada hubiera pasado y acabasen de conocerse (más…)