casa viejaMario apuraba los días del mes de agosto, cuando los amigos de la pandilla iban recogiendo velas a sus respectivos lugares de residencia habitual. El mes de septiembre, la vuelta  a las clases, el último año de instituto, del que todos decían que era el más duro, amenazaba en el horizonte cada vez más cercano, más inevitable, más descorazonador. La temperatura había descendido, sobre todo por la noche, donde la sudadera se tenía que acompañar de cazadora y de unos pantalones largos, que ya se habían convertido en recuerdo del pasado. La atmósfera estaba teñida de una débil pero persistente sensación de tristeza y de depresión. Cada año, al final del verano, al final de las vacaciones, siempre ocurría lo mismo. Parece que los chavales habían decidido afrontar la depresión postvacacional de manera anticipada. (más…)


Adios veranoEl verano se acabó con ese aire amargo de derrota. Volver a la ciudad, a la rutina, al colegio, a  los estudios, abandonar la vida ociosa, el acostarse tarde y levantarse sin prisa. Sin embargo, ese verano había dejado una profunda huella en su corazón, Rosa, la niña de la que estaba totalmente enamorado. Después de los días de incertidumbre en espera a su respuesta a la carta de amor, seguía sin saber prácticamente nada. Su abuela había actuado como intermediaria hablando con el abuelo de Rosa, el viejo alcalde cascarrabias, pero solo  consiguió saber que Rosa estaba bien, que cambiaba de colegio y que pronto le escribiría. Pero nada más. (más…)


Llegamos casi a la meta final en el reto de 9 días, 9 obras y 9 post consecutivos en el blog de gente con duende. En esta octava entrega hablamos de “Verano”, el debut como dramaturgo de Jorge Roelas. Una historia de 3 mujeres en una sofocante tarde verano, donde el calor acompaña  los secretos y las mentiras justo antes de que estalle la tormenta. Sobre las tablas del Fernán Gómez Centro de Arte hasta el 29 de julio en funciones de martes a sábado a las 20:30 horas y domingos a las 19:30 horas. (más…)