La sorpresa para Marcos había sido mayúscula. Encontrarse con Miguel en aquella cena en la casa de sus vecinos Omar y Hugo era lo último que podía esperar. Una vez superado el primer impacto, y después de algunas dudas, ambos se abrazaron con fuerza. La sorpresa había sido también para Miguel y el resto de comensales. Parece que las casualidades existen y el destino muchas veces es caprichoso e imprevisible. (más…)


Lidia estaba de pie al lado de la barra del bar. Había dejado el bolso apoyado en una silla a su lado y miraba concentrada la pantalla del teléfono móvil. Morena, pelo liso y una cara redonda donde resaltaba unos labios bien dibujados de un color entre rosa y marrón. Mejillas ligeramente sonrosadas y unos ojos también negros remarcados con rímel y adornados por unas pestañas muy cuidadas. Vestida con una elegante blusa blanca con un escote excesivamente discreto, chaqueta corta y un pantalón oscuro que le daban una imagen de ejecutiva agresiva. (más…)


Después de ese primer tímido beso a la orilla del río entre Mario y Rosa, siguió un segundo esta vez más largo y después un tercero cada vez más intenso, incluso desesperado. Pasó el tiempo entre besos y respiraciones hasta que se separaron y se miraron. Marío sonreía y Rosa estaba más bella que nunca con una mueca pícara en su rostro y de nuevo con ese rizo rebelde que jugueteaba sobre su frente. Parece ser que la felicidad era posible y podía llegar en veranos en un pequeño pueblo. (más…)


Había sonado el timbre, pero la conversación continuaba en el salón de Omar y Hugo. Las invitadas recién llegadas, Patri y Carmen, le reprochaban a Hugo como se aprovechaban de la madre del primero, que iba a su casa 2 ó 3 veces por semana para hacerles limpieza y ordenar las cosas. Y no solo eso, sino que además les llenaba la nevera de carne, pescado y una buena provisión de tuppers. La joven pareja se habían independizado recientemente y llevaban pocas semanas viviendo juntos (más…)


Marcos estaba sentado en el sofá acariciando a Messi y a Merlín. Los dos gatos se habían subido encima de sus piernas sin ningún complejo y retozaban emitiendo unos gruñidos de satisfacción. Marcos no les iba a la zaga y les acompañaba con una sonrisa en la cara. Sin embargo, el sonido del timbre de la puerta le puso en tensión. Parece que llegaban los demás invitados a la cena y asomaron de nuevo los nervios. Seguro que eran chicos o chicas tan jóvenes como sus anfitriones y él se iba a sentir fuera de lugar una vez más. (más…)


Era por la tarde, pero aún temprano. El día estaba inestable y varias nubes cubrían el cielo amenazando lluvia cuando Miguel bajó del autobús. Había sido un trayecto después del trasbordo de algo más de 20 minutos, pero la falta de costumbre y los vaivenes provocados por el agresivo modo de conducir le habían revuelto el estómago. El ambiente había refrescado y echó de menos una cazadora más gruesa en vez de la que se había puesto. Había bajado la temperatura del exterior y la suya propia como lo demostraba el escalofrío que sintió. (más…)


Habían pasado unos días, pero la imagen de la auxiliar de la clínica seguía viva dentro de la cabeza de Miguel. Innumerables habían sido las mujeres que habían pasado por su vida. En la mayoría de las veces, historias efímeras ahogadas en una noche, otras breves de varios días de duración  y tan solo en dos ocasiones un amago de algo que podía tener recorrido, pero al final nada. Había acudido a la consulta en el hospital junto a su madre a por los resultados de sus pruebas. Al final todo había sido un susto, pero también una llamada de atención de su cuerpo, que le pedía cambiar de vida para cambiar de vida. (más…)


Después de estrenar la habitación de invitados de Omar y Hugo, Marcos se levantó temprano, despertado por el ruido de la ducha en el cuarto de baño. Había dormido profundamente y más tranquilo que en las últimas semanas. El ver con sus propios ojos a esta curiosa pareja de casi adolescentes disfrutar de la vida, le había dado nuevos ánimos y levantado la moral. Se vistió dejando el pijama que le habían prestado sobre la cama y se dirigió a la cocina. Allí encontró a Hugo preparando el desayuno. Vestía pantalón largo y una camisa que le daba un toque más formal que la noche anterior. (más…)


Tres amigosLlevamos muchas historias de nuestras “Tres lunas”: Mario, Miguel y Marcos y aun no sabemos qué aspecto tienen ¿Cómo son nuestros protagonistas? Y ya ha llegado el momento. Hemos pasado por los 13 años, los treintaytantos y también el verano de los 17, cuando la mayoría de edad asoma por la puerta. Los tres, Marcos, Miguel y Mario, eran amigos desde que tenían uso de razón, no podían recordar un momento en que se conocieran. Estaban muy unidos y en cierta medida su amistad era la envidia del resto de la cuadrilla del pueblo. Un grupo en el que estaban perfectamente integrados. (más…)


Una noche cartel 2Hace unos días retomábamos la publicación del Top7conDuende en este mismo blog con un nuevo número 1 como “Una noche como aquella”. Una historia que no parece teatro, sino un trozo de la vida de 3 amigos, Patricia, Marcos y Juanlu. Ellos se conocen de toda la vida, comparten muchas cosas y deciden iniciar una vida en común en una relación a tres que como es lógico tiene sus implicaciones. Queda muy claro que se quieren, que se aman y que disfrutan juntos, pero también tienen que negociar, convivir con los defectos de cada uno y salir adelante en decisiones que requerirán el acuerdo de los tres. (más…)