Metálica, no muestra un futuro donde parece que los sentimientos y las relaciones entre las personas han dejado de tener valor. Un futuro distópico inquietante que parece lejano por lo extremo del planteamiento, pero que sin embargo apunta algunas de las tendencias que vivimos en la actualidad. Un montaje con humanos que carecen de sentimientos y máquinas diseñadas para que parezca que sientan. Nada es real, todo es artificial como el mundo de realidad virtual y ficticia que nos esforzamos por dibujar en instagram y en las redes sociales. (más…)