Sentado en el sofá y dando las últimas bocanadas al cigarrillo que estaba fumando, Marcos descolgó el teléfono a pesar de ser un número desconocido. Era Hugo. No recordaba el momento exacto en que les había dado el teléfono, pero le gustó el hecho de recibir la llamada. Quizá al salir del hospital acompañado de la pareja, quizá en su casa la noche anterior, quizá esa misma mañana a Omar en la visita al rodaje de cine. Había pasado poco más de 4 horas desde que se despidió en Omar y ya les echaba de menos. (más…)

Anuncios