Bajo la lluviaGritó una vez, dos veces, tres veces, en silencio. Un grito ahogado que le salía de lo más profundo de su corazón. Apretó los dientes, cerró los ojos y apretó los puños. Había pasado otra vez. Intentó llorar para dejar escapar la angustia que le asfixiaba. Salió del local y comenzó a caminar por la calle, llovía suavemente y hacía frío, se dirigió hacia la parada del autobús. No sonaba ninguna música, nadie se acercó corriendo, no pasó nada, como siempre. (más…)

Anuncios