de-espaldas2Mario subió solo desde el río, regresaba con una ligera cojera y un dolor cada vez más intenso en el costado derecho después de lanzarse desde lo alto de la presa. Pero lo peor era el sabor de la derrota, el saber que había perdido una batalla porque Rosa parecía más interesada en Miguel, a quien hasta unos momentos antes, consideraba uno de sus mejores amigos. El resto de la cuadrilla se quedó jugando a las cartas en la ribera del río después del baño. Estaban todos en corro jugando al burro y pronto comenzarían los castigos para los que fueran más lentos en completar las jugadas. (más…)


arco y flechasLa conversación había superado al monólogo y continuaba mientras los minutos transcurrían. El joven vendedor seguía desgranando argumentos capaces de convencer y Marcos seguía escuchando como petrificado, fruto de una extraña y agradable sensación. No sé si por lo olvidadas que tenía este tipo de sentimientos o por la fuerza del joven.  Marcos se dejaba llevar. Escuchaba más con el alma que con los sentidos, como el murmullo del agua que corre constante por un riachuelo y acompaña el momento. Había además en su gesto algo familiar, un magnetismo difícil de resistir. Así pasaron varios minutos, mientras el café cumplió su misión hasta su última gota. (más…)


Cartel. Fuente: smedia

Pocas veces se consigue plasmar en una obra de teatro el odio y la amargura con tanta claridad como lo consigue “La reina de belleza de Leenane” de Martin Mc Donagh. Una historia gris en el norte de Irlanda entre una madre y una hija que reciben las vista de dos hermanos. Dos actrices y dos actores sobre el escenario que nos muestran una cara oscura y otra brillante de una misma triste realidad. Las mujeres el odio y la derrota, los hombres la esperanza. La versión es de Vicky Peña y la dirección de Álvaro Lavín. Se representa en la sala II del Nuevo Teatro Alcalá y es teatro del de verdad, del que se saborea y disfruta, aunque como el buen café deje un cierto poso amargo. (más…)