La piel escrita es un montaje que invita a reflexionar sobre la transexualidad. La lucha por ser uno mismo y de lo que a veces cuesta hacerlo. Un único personaje en escena, no sabemos su nombre, pero sí que es una mujer transexual que se dirige al público contando su historia, su proceso, sus alegrías y también sus miedos. Sobre el escenario de la Sala Intemperie, una soberbia Miriam Marcet, con un trabajo muy íntimo y también muy intenso con la dirección de Manel Dueso.

Este personaje cuenta su historia y  su proceso de tránsito entre la luz y la oscuridad, entre el miedo y la reflexión. Después de que en la pasada edición de los Oscar tuvimos a la primera actriz transexual, Daniela Vega, entregando un premio a “Una mujer fantástica” mejor película de habla no inglesa en la que participa la actriz. Ahora este tema llega a escena, primero en Barcelona y ahora en Madrid en la Sala Intemperie Teatro, de martes a jueves a las 20:15 horas

En este texto de Manel Bonany, el personaje despierta en la camilla de un anatómico forense, pero su soledad parece que está amenazada. Oye ruidos y presiente la llegada de los amigos del que fuera su última pareja, un chico bastante más joven que ella. Estos amigos hacen asaltan el anatómico forense porque quieren descubrir si esta mujer es “una mujer de verdad”

La actriz Miriam Marcet

La actriz Miriam Marcet nos comentó que cuando le propusieron este trabajo compartía piso con un amigo que estaba viviendo el tránsito de hombre a mujer, además con una hija que estaba acostumbrada a su madre. “Pude vivir el proceso a su lado, las operaciones, las hormonas, el momento social, etc. Es un momento muy duro, porque el exterior nos da la mirada de lo que somos”

Le preguntamos también por lo especial del personaje y montaje. “Estoy acostumbrada a papeles difíciles, pero a este le he cogido mucho cariño. Cada uno debemos tener una mirada hacia dentro de nosotros mismos, una mirada sobre nosotros mismos también para aceptarnos. Tenemos nuestras máscaras y cuando te las quitas hay veces que no es fácil que te acepte el entorno social, los amigos e incluso la familia”

Sin duda es un trabajo muy comprometido que pone sobre el escenario una situación muy dura para las personas que viven esta realidad, en cuya visibilidad todos deberíamos estar comprometidos. El rechazo social y a veces incluso de la familia, los problemas psicológicos, los tratamientos hormonales y la transformación que sufre el cuerpo, etc. Y también de la valentía de aceptarse como eres y vivir una vida plena, aunque haya que romper con la sociedad.  Hace unas semanas pudimos ver en el teatro Valle Inclán una versión muy particular de “El sueño de una noche de verano” de William Shakespeare con la compañía Voadora dirigida por Marta pazos y con Paris, una persona transgénero sin experiencia teatral completando el elenco de actores y actrices.

LA PIEL ESCRITA

Autor: Manel Bonany / Director: Manel Dueso

Intérprete: Miriam Marcet

Sala Intemperie Teatro / De martes a jueves a las 20:15 horas

 

Anuncios