El alcalde de zalameaDesde hace unas semanas se puede disfrutar en el Teatro del la Comedia del clásico de Calderón de la Barca “El alcalde de Zalamea” en una versión dirigida por Helena Pimienta con La Compañía Nacional de Teatro Clásico. Un montaje que nos lleva hasta nuestro Siglo de Oro a ritmo de verso, hablando de servir al rey, de poderosos y villanos, de honor y de honra. Un gran espectáculo protagonizado con un soberbio Carmelo Gómez, que retoma el verso con gran acierto. El teatro permanece, el cine se evapora rápidamente, como “La playa de los ahogados” de Gerardo Herrero protagonizada también por Carmelo Gómez, que apenas aguantó un par de semanas en la cartelera.

Charlamos con este actor, sobre ambos papeles: el alcalde de Zalamea en teatro y el inspector Caldas en “La playa de los ahogados”.

P: ¿Qué tal la experiencia de volver al teatro con El alcalde de Zalamea con la CNTC?

R: Con El alcalde he redescubierto a los clásicos, que siempre tienen ese tono inmovilista, conservador, afines al poder, que no cuestionan nada. Aunque eso es más bien en Lope, pero cuando te encuentras con Cervantes y Calderón te das cuenta que detrás de la censura superada hay una durísima mirada crítica del tiempo que se está viviendo y que era terrible. En el Alcalde de Zalamea, en cuanto leí el texto, llamé a la directora y le dije que lo quería hacer. Además hemos encontrado una mirada que es muy dura y crítica con su tiempo y desde luego no es un camino de rosas

El alcalde cartel sin carmeloP: ¿Qué tiene de novedoso esta versión?

R: Tiene una mirada nueva, que espero sorprenda a todo el que se acerque al teatro. No es un  viejecito que arrastra los pies, es un tipo de armas tomar. De alguna manera está preso de una idea de español, una idea muy crítica de esos valores que siempre ha defendido como buenos y que le constituyen, pero que también le han aislado del mundo y le han dejado solo. Yo creo que todo eso está en este alcalde. Yo estoy muy contento, hay momentos en la función en que me siento absolutamente poseído.

P: No estamos acostumbrados a ser críticos. Pasamos por encima de todo y sobre todo el actor pasa por encima de todo para no meterse en líos

R Todo es pura censura, pero la censura contemporánea ya no viene de fuera, ya nadie te pasa un ideario, sino que tú mismo la aplicas para ser buen chico y tener trabajo mañana. Lo mismo pasa con el fracaso, tu eres responsable de tu fracaso y tú mismo te quitas de en medio sin que el sistema  te tenga que borrar. Estamos en un momento en que deberíamos parar y mirar, porque estamos yendo a donde nos quieren llevar y sin embargo nos creemos libres.

P: ¿Qué tal es trabajar con Helena Pimienta en La Compañía Nacional de Teatro Clásico?

R: Como directora es dura, porque va al límite desde el primer día. Yo recuerdo que en la primera lectura ya quería ver la función. Esta mujer está poseída por la pasión. Yo me asusté y dije si esto es una lectura que va a pasar. Ella exige y cuando ve la más mínima laxitud mete mucha caña.

la playa de los ahogadosP: Además hace poco también se ha estrenado “La playa de los ahogados” una película muy gallega con los paisajes, la historia, el mundo de los pescadores y un asesinato

R: El asesinato es un pretexto. En este thriller el objetivo es contar la vinculación de un hombre con su entorno, los suyos, sus amigos, sus viejos. Un texto escrito por un gallego que ama Galicia y con un intenso sabor a esta tierra. Por encima de la investigación y del asesinato y de descubrir al malo, lo importante es ver que esto pasa en un entorno donde el día a día y la vida es apasionante.

P: En esta cinta te metes en la piel de un policía, un tipo tranquilo que sabe preguntar y con un acento gallego, que parece que eres de allí de toda la vida

R: Lo que más me halaga es que haya podido meterme, aunque sea mínimamente,  en ese mundo tan peculiar que es el de los gallegos  y esa tierra tan llena de contrastes. El objetivo era mostrar un gallego que quiere a tu tierra y que saber mirar las cosas grandes pero también las pequeñas, porque los gallegos son portadores de leyendas, no en vano el mar se ha cobrado muchos de sus hijos. Caldas no habla mucho, todo lo mira, yo creo que se ve a través de sus ojos. Yo reivindicaría algo que él ejerce y que practica: la pausa. Como no nos paremos, esta prisa nos va a matar.

P: ¿Es más difícil interpretar a un personaje normal? 

R: Si, porque lo primero que te van a decir es que de puro normal no es atractivo. Sin embargo a mí lo que más me gusta del tipo es el gusto por las cosas pequeñas y por la gente. Tenemos una mirada muy contaminada, porque hoy todo el mundo es rico, heroico, rompealgo, atrabiliario, siempre tiene alguna característica que le permite al actor exhibirse , cuando el actor bueno es aquel que no aparece, el que se trasparenta y a través de él vemos una realidad.

Carmelo gomezP: ¿Cómo crees que será percibida esta película?

Se especula que es una trilogía y que si esto es un bombazo se harían otras dos de la saga. Aunque no lo veo claro porque el cine no tiene ninguna la posibilidad, ya que en un fin de semana ya estas fuera de cartel. Lo importante es que la genta que lo vaya a ver disfrute.

P: ¿Cómo te has visto en la película y cómo te defines como actor?

Yo siempre me veo mal, no soy objetivo. Ahora que he visto la película, la querría volver a hacer. Tengo la percepción de haber sido honesto en los diferentes papeles que he interpretado. Nunca me he inventado algo para lucirme, estoy  al servicio de lo que pasa y si lo que pasa es poco, pues poco.

Carmelo Gómez, es sin duda desde la sobriedad y las cosas pequeñas, uno de los mejores actores de nuestro país. Un actor que cuando le vemos actuar no parece un actor.

Más información sobre El alcalde de Zalamea en la web de La Compañía Nacional de Teatro Clásico

Más información sobre La playa de los ahogados en Filmaffinity

Anuncios