Cuisine&ConfessionsCirco, danza, música y teatro es el menú que ofrecen los chicos de la compañía “Les  7 doigts de la main” estos días Madrid después de recorrer varios países. Y nunca mejor dicho lo de menú, porque en “Cuisine&Confessions” nos ofrecen también comida cocinada en directo durante la función. Un espectáculo soberbio y muy elegante que encandilará a todos los espectadores que se acerquen por el teatro Circo Price hasta el domingo 8 de noviembre.

Esta compañía canadiense ya nos visitó hace un par de años, justo en octubre de 2013, con un espectáculo titulado “Sequence 8” que nos dejó a todos con la boca abierta a base de acrobacias imposibles y unas muy cuidadas coreografías. Ahora, con “Cuisine & Confessions” vuelven a la carga con un elenco totalmente diferente, pero la misma magia que impregna unos movimientos coreografiados llenos de plasticidad y estética. En un escenario configurado como una gran cocina, mezclan sus acrobacias casi imposibles en el suelo, mano a mano, telas o  el mástil, con movimientos muy estudiados al compás de canciones conocidas. Pero aún hay más, haciendo honor a su título, cocinan en directo varios platos que podrán ser degustados por algunos espectadores privilegiados, y también confesiones. Historias y relatos que nacen de la verdad de cada uno de los artistas, unos con más expresividad vocal que otros, sin olvidar la dificultad  del idioma, nos cuentan algunas anécdotas de su vida más o menos divertidas y curiosas, hasta que uno de los dos argentinos, Matías Plaul, nos sorprende con un relato sobrecogedor en uno de los momentos álgidos del espectáculo.

Escena Cuisine&Confessions

Imagen del escenario. Fuente teatrocircoprice.es

Por la parte circense, se han buscado especialistas en diferentes disciplinas (mano a mano, aros chinos, malabares, acrobacias, icarios, o telas aéreas) todos de muy alto nivel. Son 9 artistas: Sidney Iking Bateman, Melvin Diggs, Emile Pineault, Mishannock Ferrero, Anna Kichtchenko, Heloise Bourgeois, Nella Diva, Matías Plaul y Pablo Pramparo, estos dos últimos argentinos y con una obvia mayor facilidad en el lenguaje actúan en cierta manera como maestros de ceremonias. Pero en el circo contemporáneo de alto nivel, las habilidades circenses hay que completarlas con el sentido del ritmo, el movimiento y las coreografías de danza contemporánea, incluso la música, cantar e interpretar. El circo exige artistas totales, que sepan hacer casi de todo sobre un escenario y especialmente dejarnos con la boca abierta. Y la compañía “los 7 desdos de la mano” son un perfecto ejemplo de esto que comento.

Este montaje está en el teatro Circo Price hasta el próximo 8 de noviembre, en funciones de miércoles a sábados a las 20:30 horas y Domingos 19:00. Desde Canadá a Madrid un espectáculo que te hace despertar todos los sentidos, que se ve, se escucha, se siente y se degusta como un plato de alta cocina en uno de los mejores restaurantes. Quien pueda ir, que no se lo pierda.

Mas información en la web del teatro Circo Price

Anuncios