Santa Perpetua

Santa Perpetua

Laila Ripoll es la autora y directora de la “Trilogía de la Memoria”, tres montajes teatrales que muestran historias crudas con elementos fantásticos y un humor muy negro. Se titulan “Atra Bilis”, estrenada en 2001, “Los niños perdidos” en 2005 y “Santa Perpetua”, la más reciente del año 2010, todas ellas con la compañía Micomicon. Han recorrido medio mundo y ganado muchos premios y ahora se han recuperado en Cuarta Pared. Las dos primeras ya se han visto con gran éxito de público y crítica, ahora esperamos “Santa Perpetua” desde el 29 de enero al 2 de febrero a las 21:00 horas.

“Atra Bilis” son diálogos mordaces cargados de veneno en el entorno que más daño puede hacer, la familia. No hay frase vacía o hueca, cada palabra, cada gesto, cada expresión golpea en la escena con una fuerza brutal. Golpea e hiere, en lo más profundo, en el alma de unos personajes carcomidos por el oído y que huelen a podrido. Obra de imágenes y fotografías en blanco y negro, oscuras y deslucidas de una época para muchos olvidada en el pasado y para otros en un recuerdo quizá no tan lejano. Un pueblo, envidias, los secretos, los cotilleos, el qué dirán, lo que yo te he dado y no me lo agradeces. Son 4 mujeres, 4 ancianas, interpretadas por 4 hombres, perfectamente caracterizados y mimetizados con una manera de hacer y moverse sencillamente perfecta en el rol desempeñado. Un montaje extraordinario que llegó al número 1 de nuestro Top7conDuende

Los niños perdidos

Los niños perdidos

En la segunda entrega, “Los niños perdidos”, los actores dejan de ser ancianas para convertirse en unos niños recluidos en un hospicio. Son los años de la guerra civil y la postguerra en una España triste y con hambre. Son niños abandonados, parece que involuntariamente, por unos padres encajados en el bando perdedor. Ellos juegan en un desván alternando la inocencia de los primeros años con la cruda realidad que los acompaña y atormenta en forma de monja perversa a punto de llegar en cualquier momento para infringir castigos. La autora construye la historia ladrillo a ladrillo, poco a poco, con genio y maestría hasta llegar a un final esperado, que se va dibujando en la memoria del espectador,  pero no por ello menos impactante.

En ambos montajes repiten 3 de los actores, Manuel Agredano, Mariano Lorente y Marcos León, soberbios y muy bien caracterizados, aunque también hay que decir que convencen más en el papel de ancianas, que en el de niños. Junto a ellos, en la función de “Atra Bilis” participó José Luis Patiño y en “Los niños perdidos” se incorporó Antonio Verdú, que despliega un magnífico abanico de gestos y dotes interpretativas que si no fuera por su evidente edad, lo podrían convertir en un niño pequeño. Éste último junto a los tres primeros también completan el elenco de la última parte “Santa perpetua”.

Atra Bilis

Atra Bilis

Son la compañía Micomicón, creada en 1991 por un grupo de actores provenientes del teatro clásico. En su larga trayectoria, incluyendo varios premios teatrales importantes, han puesto en pie más de 20  producciones diferentes, en su mayoría de autores clásicos. Laila Ripoll, autora y directora de la “Trilogía de la memoria” ha dirigido también y escrito varios de los textos interpretados por Micomicon en estos últimos años.

Antes de terminar, recordar una cita ineludible con “Santa Perpetua” , una mujer mayor que vive acostada en la cama al cuidado de sus hermanos y que se dedica a predecir el futuro, ayudar a los enfermos e incluso encontrar novio a las jóvenes casaderas. Una mujer que es una “santa”, pero que oculta un oscuro secreto. No la he podido ver, pero a poco que se parezca a las anteriores, seguro que merece la pena. La cita con “Santa Perpetua” es  en la Sala Cuarta Pared desde este miércoles 29 de enero al domingo 2 de febrero a las 21:00 horas. No me la pierdo.

Más información en la web de Cuarta Pared 

Anuncios