Juan mayorgaJuan Mayorga, dramaturgo, matemático, filósofo y profesor, o como el mismos dice aprendiz de todo. Uno de los autores de teatro contemporáneos más reconocidos y más representados con casi 30 obras, la mayor parte llevadas a escena en España y en otros países. Estos días se reestrena en Madrid uno de sus textos más conocidos “El chico de la última fila” en teatro Galileo de Madrid hasta el próximo 10 de noviembre.

Más que una pregunta, es una reflexión, para arrancar esta entrevista. Normalmente en los medios de comunicación nos fijamos más en actores y directores, y a los autores los dejamos un tanto al margen.

R: Me gusta esa invisibilidad, estar en la última fila. El teatro es el arte del actor y me parece muy bien que se le respete y se le aplauda, mientras el autor es invisible o casi

P: Estos días se puede ver “El chico de la última fila”, una obra protagonizada por Claudio, un joven que observa, pero del que apenas sabemos cosas, un personaje un tanto siniestro

R: Yo no lo defino como siniestro, aunque si alguien lo ve es porque está en el personaje. Yo creo que es alguien ambiguo con luces y sombras y también heridas. Probablemente es un chico de una familia desestructurada, sin madre y con un padre débil. Poco a poco el espectador descubre que hay un misterio, ese chico había entrado en clase en una mañana que podría ser tan horrible como cualquier otra y sucedió que un profesor le propuso escribir.

P: ¿Y así puede nacer un escritor?

R: Vamos a asistir al descubrimiento que hace un muchacho de sí mismo como escritor, y cuando uno es escritor ha de lanzar una mirada violenta, siniestra, obscena, y en todo caso arriesgada sobre las vidas ajenas. Decía Faulkner que “si quieres ser escritor debes estar dispuesto a vender a tu madre”, y otra cita de Strindberg  “escribir es exponerse desnudo en la plaza pública y exponer a los demás”.  Ese voyerismo puede parecer más un vicio que una virtud, como ocurre en esta obra

P: Entonces, para empezar a escribir hay que tener una agresividad y capacidad de exhibirse que puede no estar al alcance de cualquiera?

R: Yo creo que todo el mundo puede y debe escribir, al menos intentarlo y ensayarlo. En todo caso, creo que en el arte y sobre todo en el teatro lo fundamental es el coraje, la valentía, el ser capaz de poner ante los demás cosas que otros no quieren mirar. Lo propio del arte  es el conflicto, y el más importante s el que se da entre el escenario y el patio de butacas. De algún modo, el escritor y el artista en general,  ha de tener ese doble gesto que tiene Claudio, el protagonista de “El chico de la última fila”, por un lado de atención al lo que hay alrededor y por otro lado, de concentración cuando algo ha captado su atención, ser capaz de desbrozar del ruido del mundo, aquello singular que quizá otros no advierten.

P: Pero también hay que saber plasmarlo en palabras que atraigan la atención del lector y del espectador

R: Claro, luego hay quien tiene la capacidad de compartir con los demás lo que él ha visto, y ese es el secreto del escritor que se forma en la lectura, en la escritura y en el texto fracasado. El verdadero escritor es aquel que ha tachado mucho y que ha abandonado muchas cosas, incluso algunas que otros daban por válidas, que vive en estado de permanente alerta ante el mundo, pero que en un momento dado se encierra en su cuarto y echa la llave

El chico

P: ¿Juan Mayorga ha tenido que tirar muchos textos?

R: Yo reescribo permanentemente, incluso textos que ya han sido publicados y traducidos, para enfado de mis traductores. Recordemos que el Hipólito de Eurípides fue transformado después de su estreno por el gran maestro. Como no va a cambiar uno un texto cuando la propia vida del teatro y la relación con actores, directores y  espectadores te hace ver posibilidades de desarrollo. También hay muchos textos que no he llegado a firmar

P: ¿Cuál es el secreto del éxito para tener tantos textos publicados y llevados a escena?

R: Yo no hablaría de éxito, pero tengo el privilegio de ver mis textos en escena. Ahora se estrena obras mías en Grecia y Belgrado. Quizá esto ocurre porque tengo la suerte de estar atento a  las cosas que a todos interesan y de devolver a la gente parte de la poesía del mundo. Y porque estoy bien acompañado, por directores y actores que confían en mí para construir esa experiencia poética que es el teatro. Yo escribo con sentido de la responsabilidad hacia el espectador, quiero entregarle algo.

P: Un autor cuando escribe quiere ser leído, un dramaturgo además espera ver las obras en escena. ¿Qué siente el autor cuando esto ocurre?

R: Es una sensación extraordinaria y muy especial. Yo me he llevado disgustos al ver algunos montajes sobre mis textos, que aunque haya sido con buena voluntad, no comparto. Pero otras veces que se confirma que el texto sabe cosas que el autor desconoce. Se dan momentos en que un actor ha encontrado algo en tu personaje que no sabías que estaba allí o un director supo encontrar un sentido a tu obra que tu ignorabas. Cuando eso ocurre es extraordinario

P: Casi 30 obras de teatro y otros tantos textos cortos en “Teatro para minutos”. ¿Nos puedes recomendar uno de ellos?

R: Hay un texto que me interesa mucho, “El jardín quemado”,  que no ha tenido mucho éxito y que creo que tiene buenas posibilidades para el juego del actor y “Angelus Novus” que he reescrito este verano. Quiero que los textos sean muy abiertos para que los actores hagan su propio camino. También, creo que entre los textos cortos, hay varios que pueden ser cosidos y cruzados para dar lugar a un espectáculo imprevisto por mí y que podría ser interesante.

Tomamos nota y gracias a Juan Mayorga por estos momentos de charla

Otros enlaces:

Biografía y obras de Juan Mayorga

Más información sobre “El chico de la última fila” en la web de Smedia 

“El Chico de la última fila”

de Juan Mayorga

Director: Víctor Velasco

Intérpretes: Oscar Nieto San José, Miguel Lago Casal,

Olaia Pazos, Natalia Bracelli, Rodrigo Saéz de Heredia y Sergi Marzá

Teatro Galileo hasta el 10 de noviembre

Horarios de Miércoles  a Viernes : 20:30 horas, Sábados 19:00 y 21:30 horas y Domingos 19:00 horas

(Después gira por varias ciudades españolas)

Anuncios