Una UgaldeDesde “Báilame el agua” hasta la recién estrenada “Somos gente honrada” pasando por “Alatriste”, “Rosario Tijeras” o “No controles”, son algunas de las películas de este actor que, como éll mismo dice, aprendió su oficio en los sets trabajando en más de 30 películas. No ha pisado nunca un escenario de teatro, busca trabajo y ante la ausencia de producción en España, sus miradas están en volver a salir fuera. Charlamos con Unax Ugalde, apariencia serena y una mirada que desprende un magnetismo muy cinematográfico.

P: ¿Somos gente honrada?

R: Los somos, al menos lo intentamos.

P: Unax Ugalde es uno de los protagonistas de la película “Somos gente honrada”  junto a Paco Tous y Miguel de Lira, dirigida por el debutante Alejandro Marzoa. ¿Qué cuenta la cinta y quién eres tú?

R: Suso y Manuel, dos cincuentones en un momento de crisis encuentran una saca de 10 Kgs de cocaína que creen que les va a solucionar la vida. Mi personaje es Luis, un policía de dudoso comportamiento  que intentará ayudarles y les meterá en más líos.

P: Una película que puede parecer una comedia, pero que lleva detrás un drama muy profundo

R: Si, es lo que intentamos trabajar con el director en un entretono donde todo lo que podía parecer comedia como la vida misma tenía un fondo de drama. Quizá el espectador que vaya a ver la película espera ver una comedia alocada, pero  se va a encontrar con una película seria y bien contada, valiente, con un guion bien cerrado y actores trabajando con seriedad.

somos gente honradaP: Una película que plantea dilema moral ¿Qué haría yo si me encuentro con 10 Kgs de cocaína? Y un dilema operativo ¿No es fácil ser un delincuente?

R: No todo el mundo debería ser un delincuente, especialmente los que mandan en este país. España es un país de pillos y en un momento de locura o de desesperación quizá mucha gente se plantee qué haría con esa cocaína sabiendo lo que está vendiendo y que es ilegal. Mi personaje es un treintañero que tiene todo por construir y que navega entre la avaricia y la ambición.  Cuando eres más joven quizás no valoras lo que tienes alrededor, como la familia o el amor, y lo que quieres es el triunfo personal.

P: Y el caso de Unax Ugalde ¿Qué harías?

R: Si te encuentras 10 kgs de cocaína, seguramente alguien los estará buscando. Así que me cogería el camino de vuelta y lo dejaría allí

P: Yo tengo la imagen de Unax Ugalde relacionada con personajes atormentados, que sufren y tienen una profunda vida interior

R: Últimamente he arriesgado un poco más para salir de aquellos perfiles más dramáticos, girando más hacia la comedia. No quiero ser un actor que me quede solo en ciertos lugares, me gusta experimentar y hacer pequeños giros para sorprender y entretener al espectador. De todas formas a mí me gustan los silencios y las pausas, a veces es más interesante lo que no se dice que lo que se dice.

P: ¿Cómo preparas los personajes y cómo van formando parte de la vida del actor?

R: Cuando recibo un guion lo primero que pienso es qué puedo aportar al personaje y la visión que tiene el director. Cada día como actor estoy creciendo y tengo muchísimo por aprender. Por desgracia solo estuve 7 meses en una escuela de interpretación y el método lo he aprendido de actores trabajando en los platós de cine o televisión. Soy actor de campo. Siempre preparo mucho los personajes, por ejemplo con  “Bon appetit” estuve varios meses trabajando en un restaurante. Un día me encontré con Julio Fernández, director de Filmax, que salía de comer y me sorprendió quitándome el delantal  y me preguntó si estaba trabajando allí y le conté que estaba preparando un personaje, entendiendo lo que es la cocina. Creo que es importante que el actor se empape de muchas cosas y que indague a veces en lugares desconocidos.

bon appetirP: ¿Eres un actor desaprovechado como he leído recientemente?

R: Si, porque tengo muchas cosas que probar y me encantaría seguir trabajando en este país, aunque hoy tengo más ofertas de fuera de España. Ya estuve tiempo trabajando en América con “Rosario Tijeras” y espero que una película que hice en México  que se titula “Tequila historia de una pasión” se estrene pronto aquí.

P: ¿Cómo fue la experiencia en la colombiana “Rosario Tijeras”?

R: Para mí, quizá ha sido uno de los personajes más importantes a nivel profesional y personal. Me enfrenté a 4 meses de rodaje en Medellín, sin conocer a nadie, una película con muchas  complicaciones, con espontaneidad, con frescura y con jornadas de 17 horas.

P: A mí me resultaría difícil elegir el mejor personaje de Unax Ugalde

R: Gracias, es un halago para mí. Todos los personajes tienes un proceso diferentes, a veces he trabajado en películas muy gordas como “Che” o “Alatriste” que la gente se esperaba más y otras películas chiquititas que de repente explotan como “Bon appetit” o “Báilame el Agua

P: “Báilame el agua” fue tu debut cinematográfico, un joven drogadicto en las calles de Madrid

R: Fue un personaje al que estoy muy agradecido. Es lo primero que hice y veo que después de 30 películas he madurado como actor, pero mucha gente me sigue reconociendo por ese papel.

P: ¿Cuál consideras que es el momento actual de tu carrera?

R: Estamos todos en un momento dubitativo sin saber hacia donde vamos. No es un camino fácil el que nos toca a partir de ahora. El cine español es más valorado en el extranjero  con premios y reconocimiento allá donde vas. Hay que recuperar la reputación con nuestro público porque ha habido un ataque hacia el cine español y los actores por algunos sectores. Aparte de esto, tenemos la desgracia que en nuestra sociedad se está viviendo un momento crítico y eso no acompaña a la hora de la taquilla.

P: ¿Eres de los actores que puedes elegir trabajo?

R: No, en este país solo quedan muy pocos que pueden elegir y yo no estoy entre ellos. Es un momento muy crítico, no hay personajes para todos los que somos. El cine español nunca ha sido una industria potente, pero ahora no se puede elegir y mucha gente está cambiando de profesión

P: ¿Has llegado a plantearte  el abandonar la profesión?

R: Yo la verdad es que no me lo planteo. No se  me caen los anillos, si tengo que subir a un escenario subiré. No tengo trabajo, y en estos momentos no hay producción de cine y si hay mucho teatro. De todas formas yo no he subido nunca a un escenario y antes tengo mucho que aprender porque son diferentes medios. Hay actores que se desarrollan mucho mejor en teatro que yo, y otros de teatro que no son capaces de hacer lo que yo hago.

P: Es verdad, porque no tengo ninguna referencia de Unax Ugalde en teatro. ¿Te daría miedo?

R: No habría ningún problema, simplemente enfrentarse a ello y conocer los códigos del teatro. Yo en estos momentos tendría que hacer un ejercicio extra . Uno tiene que ser honesto consigo mismo y saber cuáles son sus miedos y limitaciones y yo sé que tendría que enfrentarme a varias cosas como el pánico escénico que me acompaña desde pequeño.

P: ¿Es ese el principal miedo de Unax Ugalde?

R: No, ese es uno de tantos. No soy miedoso, soy precavido y creo que la inteligencia a la hora de abarcar una profesión o una carrera es no utilizar una herramienta que previamente nunca has utilizado. Ahí es cuando la cagas como actor. Primero aprende y después afronta el proyecto.

Con Unax Ugalde 2

Unax Ugalde nació en Vitoria hace 34 años. Debutó en el cine con la película “Báilame el agua” y desde entonces ha trabajado en casi 30 películas en España y en Sudamérica. Es uno de los grandes actores de este país de su generación. Nunca ha subido a las tablas de un teatro profesional, pero prometió llamarme el día que lo haga.

Otros enlaces: 

Biografía de Unax Ugalde 

Anuncios