Acaba de llegar a nuestra cartelera cinematográfica “Una botella en el mar de Gaza” del director Thierry Binisti. Una cinta emotiva y sensible, pero también cruda sobre el conflicto palestino-israelí. Una serie de emails en los que un joven palestino de Gaza y una joven francesa residente en Jerusalén se van relatando el día a día de sus vidas, sus miedos, sus anhelos y esperanzas. Se hacen preguntas al tiempo que van fraguando una historia de amistad y también de amor. 

Está protagonizada por los jóvenes Agathe Bonitzer y Mahmoud Shalaby y la película se construye a partir de la novela del mismo título de Valerie Zenatti, quien firma el guión junto al director Thierry Binisti. Tal es una joven francesa judía  que vive en Jerusalén y que acaba de pasar por un atentado terrorista en un café. Quiere entender el porqué y envía un mensaje en una botella que su hermano lanza en el mar de Gaza. Naim, un joven palestino, encuentra la botella y contesta el mensaje a través de internet, firmando como “Gazaman”. Entre ambos se establece una correspondencia donde tratan de conocer las razones de las situaciones que ambos viven. Ella, en Jerusalén, con miedo de los atentados suicidas perpetrados por musulmanes y él en Gaza, una ciudad-cárcel sitiada por el ejército israelí. Allí vive las penurias diarias de su situación, tratando de sobrevivir a la falta de recursos y a los cohetes que de vez en cuando siembran la muerte y la destrucción a su alrededor.

La,actriz Agathe Bonitzer

Parece que no hay tiempo para la esperanza, para entender un conflicto que separa a ambos pueblos desde hace varias décadas. Al principio, reproches y acusaciones mutuas junto a la falta de comprensión del entorno que rodea a cada uno. Pero, poco a poco, comienza a surgir entre ambos una amistad  a través de la red que crece cada día. Superando problemas, una luz parece surgir para Naim que a partir del estudio del francés planea su salida de Gaza y tal vez un encuentro con Tal.

El actor Mahmoud Shalaby

Narra con absoluta crudeza y realismo la guerra que se vive en esta zona desde hace décadas, pero con una sensibilidad que engancha al espectador. No es una película maniquea, aquí no hay buenos ni malos, sino solamente dos pueblos, representados por estos dos jóvenes, que sufren cada día. Hay quienes se esfuerzan por entender lo que pasa y por buscar una salida. Para otros machacar al contrario parece la única solución. Quizá existe alguna esperanza. Esta  película solo describe y muestra, desde una perspectiva inocente propia de la edad de los protagonistas, pero sin caer en la trampa fácil del final feliz global con marchamo cinematográfico. Aquí la esperanza es para estos dos jóvenes, con sus sencillas historias individuales y quizá también colectiva.

Una gran película que puede verse en los cines de españoles tanto en versión original subtitulada como en versión doblada al castellano. En Madrid en los cines Golem, Verdi, Dreams Palacio de Hielo y Conde Duque Alberto Aguilera.

Es sencilla en el desarrollo pero profunda en sí misma. Tierna, humana y conmovedora. Ese mensaje en la botella del mar de Gaza es también de esperanza, de que aparezcan nuevos horizontes. Es también buen cine, para pensar y también para disfrutarlo.

Datos:

“Una botella en el Mar de Gaza”

Dirección: Thierry Binisti

País. Francia – Israel

Guión: Valerie Zenatti y Thierry Binisti

Intérpretes: Agathe Bonitzar, Mahmoud Shalaby, Hiam Abbas, Riff Cohen, Abraham Belaga, Salim Daw, etc.

Distribución: Golem Distribución, S.L.

Anuncios