Cartel “The solitude”

Hace unos días pasé una tarde en el parque Fuente del Berro de Madrid con el equipo de Radwood Films participando en el rodaje de un cortometraje titulado “The solitude” de Roberto Bueno. Una tarde de mucho frío para rodar una escena interpretando a  un agente del gobierno a quien le han rebanado el cuello. Tirado en el suelo, lleno de sangre y muriendo una y otra vez.

Una experiencia interesante donde en primera persona puede comprobar muchas cosas y conocer un poquito más el mundo del cine y de los rodajes. La cita a las 3 de la tarde con Ainara, la jefa de producción, llegada al parque, saludos a los miembros del equipo de rodaje a medida que éstos iban llegando. Después de un rato, primera fase, caracterización con Rafa Fernández durante más de 1 hora. Interpreto a un hombre moribundo con un corte en el cuello, así que me colocan una prótesis que ha hecho especialmente para mí, pelos, maquillaje y sobre todo mucha sangre. Instrucciones del director, Roberto Bueno, con quien comparto la escena; él es uno de los protagonistas que accidentalmente se encuentra en el parque con este agente del gobierno moribundo. Al suelo y a rodar los diferentes planos de la escena, hasta 14 en un trabajo que nos llevó hasta bien entrada la noche, más allá de las 22 horas.

Roberto Bueno, actor y director “The solitude”

Una de las preguntas recurrentes que muchas veces hacemos a los actores es acerca de sus preferencias entre cine o teatro. Las respuestas suelen referirse al ritmo de rodaje, a las secuencias y planos, al acercamiento al personaje a la manera de interpretar, pero nunca había escuchado considerar como diferencia el lugar y la temperatura de trabajo. El teatro se hace bajo techo,  salvo las lógicas excepciones veraniegas, pensando especialmente en el confort del espectador. Sin embargo, en el cine se trabaja a temperatura ambiente y si te toca rodar en diciembre, de noche, en camisa y con temperaturas cercanas a cero grados, la diferencia es notable. Pude comprobar como lo que a las 4 de la tarde es una temperatura soportable, a medida que avanza el día y llega la noche, el frío te penetra en los huesos y te hace tiritar.

Pero al final, esto no deja de ser una anécdota más. Lo realmente especial de esta experiencia  de un día de rodaje fue conocer al equipo de Radwood Films. Roberto Bueno es el jefe y a su alrededor un grupo de chavales indecentemente jóvenes (entre 20 y 22 años) pero ya con experiencia, con calidad y con las ideas muy claras en su trabajo. Guillermo, el cámara, con un desparpajo increíble para corregir y dar su opinión sobre cada plano y cada toma; Willy, ayudante de cámara y de dirección; José y Cata, los chicos de sonido;  Rafa en maquillaje y caracterización; Roberto, el director de fotografía; Rooney, el eléctrico pendiente de su generador; Edu, con el making off; Ainara y Lucía, las chicas de producción que lo tiene todo controlado; Ketty, la script, pendiente de todos los detalles de cada plano. Muchos de ellos todavía están estudiando, otros tienen diferentes trabajos, pero todos lo tienen muy claro. El proyecto se llama Radwood Films, con un video clip titulado “Nota de suicidio” y un corto más en proceso de postproducción y montaje “Countdown” y ahora en pleno rodaje con “The Solitude” cuyo estreno está previsto para la primavera de 2012.

Un equipo de jóvenes, preparados, con ilusión y que además son amigos. ¡Qué envidia! Creo que sólo se pude pedir que tengan un poquito de suerte y éxito estará asegurado. Enhorabuena y gracias por dejarme participar y pasar una tarde inolvidable (y no sólo por el frío)

Otros enlaces:

Web de Radwood Films

Blog de Radwood Films

Videoclip “Nota de suicidio” en YouTube (8’21”)

Anuncios