En la Sala Berlanga se presentaba la Red de Cortometrajes el pasado 22 de febrero y hace unos días en la misma sala se ponía el broche final con una Gala Final donde competían 8 cortos ganadores de alguno de los festivales de la red. Una edición que desde todos los puntos de vista ha sido un éxito: 350 cortos recibidos, 37 seleccionados,  12 festivales y más de 3.600 espectadores. Samuel Rodríguez y Diego Ruiz, los codirectores de Red de Cortometrajes ya están trabajando en la edición de 2012 en la que seguro se superarán estas  cifras.  Por lo pronto ya son más de 500 los recibidos.

Pero el mayor éxito ha sido llenar las salas en los diferentes festivales del año y las ganas que hay de ver y de hacer cortos. Según el jurado de la gala, el ganador absoluto fue “Sin palabras” de Bel Armenteros. La relación forzada entre un nieto que debe convivir unos días con su abuelo porque su madre se marcha de viaje. Grandes interpretaciones de ambos actores, Miguel Rellán y AdriánLamana, tensión dramática y un final con rematado de forma espléndida. El segundo premio fue “Qué divertido”, de Natalia Mateo, basada en la conversación entre un padre y su hijo. Un diálogo muy sencillo y a la vez genial entre Luis Bermejo y el niño Teo Planell, quien además es el hijo de la directora. También el jurado hizo una mención especial a “Hidden Soldier” del director Alejandro Suárez Lozano por la destreza técnica de su propuesta, su asombroso realismo y el impacto de las imágenes.

Según la votación del público fueron otros dos cortos los premiados. “Jugando con la muerte” de Pablo Urkijo, una original historia con la muerte como protagonista  y “Camas” de la directora Manuela Moreno que relata diversas situaciones íntimas en torno a la cama y las relaciones de pareja. Junto a estos 5 cortos mencionados, en la final también participaron “Los gritones” un corto que condensa una gran historia en 1 minuto de duración, “Una caja de botones” de María Reyes Arias sobre las ilusiones de una niña con los Reyes Magos y el despertar de la inocencia en una familia sin recursos o la fábula sobre la relación de amor entre una madre y una hija que con el paso del tiempo invierten sus papeles de la directora Ana Lorenz  titulado “Algo Queda”. Muy buen nivel en los cortos finalistas, pero también se quedaron por el camino algunas joyas como “El orden de las cosas” de los hermanos Esteban Alenda con la participación del actor  Mariano Venancio, “Cocodrilo Nilo” de Javier Dampierre o “Un novio de mierda” de  Borja Cobeaga.

Foto Gala Final de Red de Cortometrajes con actores, directores, organizadores y jurado. Foto de Gabri Solera (Fte Red de Cortometrajes)

Ahora miramos ya a la siguiente edición, la del año 2012. Ya se han recibido cerca de 500 cortos, lo que da una idea de la expectación creada para el año próximo, donde ya se ha confirmado la ampliación de días de algunos festivales y se está negociando la incorporación de nuevas citas a la Red de Cortometrajes. Seguro que los 3.600 espectadores de la edición 2011 se queda muy cortos para 2012. Muchas gracias a Samuel Rodríguez y a Diego Ruiz por esta iniciativa que supone poner en valor el trabajo de muchos directores y actores que utilizan el cortometraje como un vehículo de expresión de sus ideas o de su talento. Una buena opción para jóvenes que empiezan en la interpretación, en la dirección u otras facetas técnicas y también para otros ya expertos que aprovechan este tipo de proyectos para hacer cosas que no se pueden permitir en un largo.

Otros enlaces:

web de Red de Cortometrajes

Anuncios