Cartel película

Si te cruzases por la calle con Santos Trinidad, el policía que interpreta José Coronado en “No habrá paz para los malvados” es mejor cambiarse de acera. Es un personaje frío, violento, rudo y carente de cualquier tipo de humanidad. Capaz de asesinar sin ningún tipo de remordimiento y de sufrir el dolor en silencio. Un papel bombón para un actor en estado de gracia, que ha abandonado al galán buscando otros registros más oscuros, y un director como Enrique Urbizu  fiel  a su estilo de cine directo y sin concesiones. Entre ambos han construido un tipo duro que nos traslada a un mundo de sordidez humana y personal.

Una serie de asesinatos en un local, desencadena una investigación policial que apunta al tráfico de drogas y al posible enfrentamiento entre bandas rivales. Y en el medio, el intento desesperado de ese policía la margen de la ley, Santos Trinidad, embarcado en una lucha particular por ocultar un error. Así se podrá al descubierto una trama delictiva que va mucho más allá de lo imaginado recordando algunos sucesos trágicos ocurridos en Madrid hace no demasiado tiempo y que inevitablemente nos vienen a la memoria. Acción y violencia en una trama con un final un tanto desconcertante y desasosegado que permite más de una interpretación de los espectadores.

Una escena de la película con Santos Trinidad

Un personaje agradecido y muy rico de representar, como nos comentaba el propio José Coronado, que está en el proyecto con Enrique Urbizu desde hace más de  4 años.  Cuando José Coronado nos habla de Santos Trinidad reconoce ver al demonio al mirarse al espejo, el  único personaje que no lograba quitarse de encima cuando se cortaba la escena después de 25 años de profesión: “He llegado a dormir vestido y con las botas puestas para seguir sacando fuego del infierno”, señalaba el propio actor, a la vez que reconocía la suerte de encarnar papeles de este tipo, siempre que no se caiga en la caricatura.

Enrique Urbizu (director de la cinta) y José Coronado

Tercera colaboración de José Coronado con Enrique Urbizu después de cintas como “La vida mancha” o “La caja 507”, demostrando la especial sintonía existente entre ambos. Completando el reparto, encontramos a Elena Mikel, como la juez encargada de la investigación junto al serio y eficiente policía judicial encarnado por Juanjo Artero. Además  Rodolfo Sancho como el compañero de Santos Trinidad y Juan Pablo Shuk, un empresario que probablemente tiene mucho que ocultar.

En la conversación con el actor, también hablamos de su hijo Nicolás que está dando sus primeros pasos en la profesión paterna.  “Está probándose, pero yo le recuerdo que en esta profesión sólo un 5% puede vivir cómodamente”, nos señalaba José Coronado. Con su hijo también vivió una de las experiencias más bonitas cuando estuvieron recorriendo Ecuador como parte de un proyecto solidario de la ONG “Ayuda en Acción” con la que colabora.

“No habrá paz para los malvados”, una buena película en la que destaca la sensacional interpretación de ese malo malísimo que es Santos Trinidad. No hay redención posible, aunque realmente tampoco la busca.

Trailer en youtube (1’40”)

Más enlaces:

Ficha de la película “No habrá paz para los malvados” en filmaffinity

Entrevista con José Coronado en Radio Enlace (10’45”)

Anuncios