Fuente: CNTC

Escuchar versos bien escritos, frases cuidadas y llenas de musicalidad mientras nos trasportan al siglo XVII. Esto es los que consigue la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC), quienes merecen un reconocimiento especial por llevar a las tablas esos textos geniales de otros tantos geniales autores de nuestro siglo de oro español, de nuestros clásicos más conocidos en el mundo como Lope de Vega, Calderón, Tirso de Molina y tantos otros. Y además, hacerlo con gusto y calidad.

Bajo la dirección de Eduardo Vasco, la CNTC es un ejemplo muy válido de cómo dedicar fondos públicos al cuidado y mantenimiento de la cultura. Trabajos muy serios, precedidos de una ardua labor de investigación y muchas veces de rescate de textos nunca antes representados e incluso olvidados. Cuando se sube el telón del teatro Pavón en Madrid, sede temporal de la compañía hasta que finalicen las interminables obras del teatro de la Comedia, o en cualquier lugar de España donde giren los montajes de la compañía, siempre tenemos garantía de éxito. He tenido la fortuna de ver los últimos trabajos de esta compañía y siempre he disfrutado con los versos, las interpretaciones, el vestuario en un teatro siempre lleno.

Una escena de Todo es enredos amor. Fuente: CNTC /es.globedia.com

Un ejemplo de esto mismo es la comedia que la Joven, como así denominan al elenco más joven de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, está representando en la actualidad en el teatro Pavón “Todo es enredos amor” de Don Diego de Figueroa y Córdoba. Poeta, caballero y un ejemplo de cortesano involucrado en la actividad artística del siglo XVII, tanto desde el mecenazgo como desde la escritura. Una obra ligera de enredos amorosos y confusiones donde Doña Elena se traslada a Salamanca, se disfraza de hombre y de sirvienta, todo para conseguir el amor de Don Félix, un joven estudiante capaz de enamorarse de todas las jóvenes que se cruzan en su camino.

Mamen Camacho

“Todo es enredos amor” es el segundo trabajo de esta promoción joven que ya pusieron en escena “La moza de cántaro” de Lope de Vega. En un elenco muy coral, los protagonistas son Mamen Camacho y Francesco Carril, que brillan sobre las tablas y demuestran un talento que promete una carrera larga y llena de éxitos en el terreno de la interpretación.

Francesco Carril

Pero pronto tendremos en escena también el trabajo de los mayores, que el próximo mes de febrero mandan a los jóvenes de gira por España, para ocupar el escenario del teatro Pavón con la nueva comedia “Un bobo hace ciento” de Antonio Solis y Ribadeneyra, con la dirección de Juan Carlos Pérez de la Fuente. Más adelante, para el festival de Teatro Clásico de Almagro preparan “El perro del hortelano” de Lope de Vega y en la actualidad está de gira por varias ciudades españolas “El alcalde de Zalamea” de Calderón.

Además el pasado miércoles, su jefa, la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde fue a ver la obra y después estuvo saludando a los miembros de la compañía para darles la enhorabuena. Gracias a la CNTC por el trabajo realizado, por mantener viva una cultura muy nuestra y a nuestros grandes autores del siglo de oro y también por entretenernos y hacernos disfrutar de nuestro teatro clásico.

Web de la Compañía Nacional de Teatro Clásico

Anuncios