Avanzado ya el mes de septiembre, cuando las vacaciones veraniegas se han olvidado y es tiempo de promesas para el nuevo curso, arranca de nuevo la temporada escénica en Madrid. Aunque casi habría que decir que se renueva y continua porque hoy prácticamente ningún teatro cierra en la época estival. Y es que las artes escénicas, cada día son más un factor de reclamo turístico y el verano en el que otrora Madrid dejaba sus calles desiertas y sus teatros cerrados, hoy se llenan de turistas y voraces consumidores del tipo de ocio que sólo las grandes capitales pueden ofrecer.

Fte: flapa.es

No obstante, se mantiene la tradición y el mes de septiembre es el de los estrenos importantes y de las grandes apuestas escénicas para la primera parte de la temporada. Los que triunfen igual se prolongan hasta la primavera del próximo año o incluso repiten nuevas temporadas como algunas de las obras que tenemos en cartel como “Toc Toc”, “Sé infiel y no mires con quién” o “La venganza de Don Mendo”. Otras obras, sin embargo, tendrán una vida más efímera y no llegarán a la Navidad, bien por la ajustada programación teatral en el caso de los teatros públicos como Canal o el Español, bien porque no cuenten con el favor del público. Pero para eso también hay remedio, son varias las comedias montadas, estrenadas en provincias que esperan ansiosas que haya un hueco para entrar en el cartel de la capital. Es como los futbolistas que se quedan sin equipo al inicio del campeonato y esperan el mercado invernal para encontrar acomodo en aquellos equipos que no marchan bien.

Cartel de La vida por delante. Fte: teatro La Latina

Quizá el estreno más mediático de estos días ha sido “La vida por delante”, el reencuentro de la genial y siempre magnífica Concha Velasco con el público madrileño en el teatro La Latina después de triunfar en Barcelona. Pero, de esta obra destacan además dos cosas. Por un lado la dirección de José María Pou que también estrena cargo como director artístico de este emblemático teatro madrileño que inicia una nueva etapa en las manos de un consorcio empresarial. Y en segundo lugar hemos conocido a Rubén de Eguía, un joven actor que le da réplica a Concha Velasco en la obra y que ha sido una de las más gratas sorpresas del arranque de la temporada.

También tenemos en cartel otras apuestas interesantes, como el regreso del musical” Mamma Mía” de nuevo con Nina en el papel protagonistas, la llegada de “Avenue Q”, un musical protagonizado por muñecos dirigido al público adulto que lleva triunfando varios años en Broadway. El teatro Español nos recibe con “Todos eras mis hijos” con el siempre sólido y fiable Carlos Hipólito a la cabeza del reparto o “Manos quietas” con un elenco de lujo como Iñaki Miramón y Mariola Fuentes. En el apartado de los monólogos regresa a los escenarios madrileños Gabino Diego en “Una noche con Gabino” y Nancho Novo con el éxito a la espalda de temporadas anteriores de “El cavernícola” o el televisivo Juanra Bonet que estrenó el irreverente “Animales”.

Cartel. Fte: Teatro de Madrid

Sin embargo, de todos lo vivido este mes, no quiero olvidar un espectáculo de danza española que me ha emocionado por su brillantez, elegancia y sobre todo por el trabajo de su coreógrafo, Ángel Rodríguez, y de un grupo de jóvenes bailarines vinculados a diferentes compañías que nos sorprenden con ilusión y un incuestionable talento. Entre ellos destaca la colaboración especial de quien está llamado a ser una estrella de la danza española, Sergio Bernal Alonso, talento en estado puro. La obra se titula “Y sin embargo … te quiero” y fue montada para la ocasión, pero estoy seguro que este espectáculo se podrá ver de nuevo siempre que algún productor apueste por la danza española. Gracias por la obra y gracias, como siempre, al teatro de Madrid por su apuesta y su interés por este arte y a los bailarines y coreógrafos porque una vez más han conseguido emocionarnos.

Anuncios