Santi Senso. Foto: Oscar Ferreira

Una tarde cualquiera, en una casa cualquiera, y sin embargo una experiencia diferente, conmovedora, de difícil definición, todo menos cualquiera. Hablamos de teatro íntimo en casas particulares, es la propuesta que hace Santi Senso y la compañía Simbolia. No es la misma obra que puedes ver en un teatro, es dar un paso más utilizando el leguaje del hogar, rehabitando los espacios en busca de nuevas sensaciones y sentimientos compartidos con los espectadores. Hace unos días fui testigo de una de esas representaciones en el salón de un domicilio de una casa cualquiera, en una zona cualquiera. La obra “El amor eterno”, un título sugerente a la vez que inquietante.

Este joven cacereño se acercó a este tipo de dramaturgia hace unos años en Mérida con Enrique Vargas. Después, como casi todos, emigró a Madrid buscando hacerse un hueco en la escena profesional y siguiendo la estela de los grandes musicales del momento. Su primer montaje como autor fue “Hiela el calor”, donde se metía en la piel de un “vagamundo”, como el mismo lo define, trabajando el olor como una experiencia sensorial más. Santi Senso es un espíritu inquieto, que experimenta con estos nuevos lenguajes alternativos, pero que también rinde culto al oficio en trabajos convencionales en televisión, en cine y en teatro. Estos días está ensayando una versión de “Lisístrata” para el Festival de Mérida que se estrenará a finales de julio, pero también está creando un nuevo proyecto de investigación con los pecados capitales. Cuando hablas con él sabes que tiene algo interesante que ofrecer.

¿Cómo defines el teatro íntimo?

Partiendo de un sentimiento se trabaja con los espectadores (huéspedes). En “El amor eterno” se invita a compartir esa búsqueda del amor en la intimidad del hogar rompiendo con los temores, los pudores y las vergüenzas

¿Cómo llega un actor a trabajar este tipo de proyectos?

Poco a poco vas encontrando tu propio lenguaje y donde te puedes manifestar tal como eres o como puedes trasmitir lo que tienes dentro. Con Simbolia Teatro de los Sentimientos yo propongo, pero el huésped también lo hace y se va haciendo su propia dramaturgia junto a la de los actores.

¿Tus obras, entonces, requieren espectadores activos?

La participación es importante, aunque el espectador (huésped) puede tener una posición más activo o más pasiva. Se trata de crear un espacio de intimidad que se hace más interesante cuando estás abierto a compartir. Además cuando hago una representación de este tipo no sé con quien me voy a encontrar, ni conozco el espacio, todo se reinventa sobre la marcha

En el amor eterno, hay un momento en que repartes fotos y elementos personales tuyos. ¿Por qué´?

A quien es generoso con los demás y con lo que hace, un día esa generosidad le volverá en forma de sonrisa o de saludo. Hay que ser honesto con lo que eres y con lo que haces.

¿Cuál es la reacción del público y de la crítica?

La verdad es que no me tomo nada como positivo ni como negativo. Me han definido como el creador de un  nuevo lenguaje teatral, el terapeuta del teatro, alguien que está reinventado nuevas formas de llegar al espectador, etc. Yo no lo sé. Mis propuestas son muy personales como cualquier trabajo de creación. Todo lo que digo es por lo que dicen de mi. La gente es quien va definiendo mi trabajo y yo me hago cada vez más consciente de donde quiero llegar y por donde quiero ir

Santi senso en una de sus actuaciones. Foto: Luis Bravo

¿Este discurso también te sirve en las relaciones personales?

Dicen que me sirve, que enamoro, pero no soy consciente. Me dicen que podría potenciar más estas sensaciones, pero igual si lo hago dejaría de ser yo. Me sirve porque me siento muy realizado en lo que hago. Aunque como cualquier persona sufro y tengo miedos, me siento feliz con el trabajo que hago

¿En este proceso has contado con el apoyado de tu familia?

Desde pequeñito y de verdad. Mi padre, al principio no quería venir a ver mis actuaciones por si acaso me criticaban. Pero desde que un día vivió los aplausos no se pierde ninguna obra.

¿Se puede decir que eres profeta en tu tierra?

Yo soy de Cáceres y junto a otros como Isabel Gemio, Berta Collado o mi amigo de la pandilla Alberto Amarilla, soy embajador de mi ciudad para la capitalidad europea de la cultura en 2016. Se me reconoce y participo en muchas actividades relacionadas con mi tierra. Me siento muy vinculado a Cáceres y a Extremadura

¿Proyectos en los que estás trabajando y los del futuro?

Estoy preparando una versión de Lisístrata para estrenar en el Festival de Mérida a finales de julio. Además hay una serie con Canal Extremadura y sigo investigando una nueva propuesta de teatro íntimo relacionada con los pecados capitales y las experiencias sensoriales. Además en agosto rodaré una película en Venezuela dirigido por Johnny Tales titulada “Culpables, la conciencia no perdona” en el que interpreto a Francisco, un joven español que frecuenta los burdeles venezolanos.

Santi Senso (sentido sentido) es un seductor nato con la palabra y con los gestos. Es de esas personas que tienen cosas interesantes que contar, con quien se puede compartir casi dos horas de conversación sin que te des cuenta. En este caso, creo que ha merecido la pena.

Otros enlace de interés sobre Santi Senso:

Web de Simbolia teatro de los sentimientos

Conoce algunos de los trabajos de Santi Senso

Festival de Teatro Íntimo

Anuncios