Estos días le podemos ver en televisión, interpretando a Adolfo Suárez, uno de los principales artífices de la transición española a la democracia. Recientemente ha pasado por “La Señora”, “Herederos” y “Amar en tiempos revueltos”. Pero también está en el teatro, en “Glengarry Glen Roses” a punto de iniciar una gira por varias ciudades españolas.

Ginés García Millán, un actor en racha que nos ofrece mil caras, pero sobre todo destaca en los papeles de malvado. Charlamos con él sobre su participación en Glengarry Glen Roses de David Mamet con la dirección de Daniel Veronese y acompañado de Gonzalo de Castro, Alberto Jiménez y Carlos Hipólito, entre otros. Interpreta al gerente de una inmobiliaria que plantea una dura competencia entre sus empleados para evitar el despido. Una historia que nos sitúa en la precariedad laboral y en la feroz lucha por mantener el puesto de trabajo.

P: ¿Vaya elenco más impresionante el que os habéis juntado en el teatro?

R: Son muy buena gente y lo pasamos todos muy bien, pero la pena es que todos somos hombres. 

P: ¿La obra es un drama muy duro que nos recuerda la graves crisis económica en la que nos encontramos?

R: Un dramón, pero con mucho sentido del humor. Es de gran actualidad, ha sido escrita en Norteamérica, pero puede pasar aquí y parece que ha sido escrita la semana pasada.

P: Además tu papel es el malo de la oficina

R: Si, pero Mamet retrata muy bien a los personajes. No juzga, son personas que tienen que proteger su puesto de trabajo, sobrevivir como pueden y en este caso sacan lo peor de ellos mismos. Se comportan como unos “cabronazos”.

P: Yo recuerdo al personaje de Bernardo en la serie “Herederos” en el que rivalizabas con Concha Velasco para ver quien era el más malo

R: Un duelo de malos maravilloso. Fue un trabajo estupendo con una complicidad maravillosa. A todos nos hubiese gustado seguir una temporada más, pero no se pusieron de acuerdo TVE y la productora y se acabó la serie.

P: ¿Por qué tengo la imagen de Ginés como de malvado?

R: Parece ser que la gente le gusta mucho ver las maldades, lo que somos capaces de hacer, ver en otros lo que a veces nos gustaría hacer a nosotros. He hecho otros papeles, pero es cierto que son los de malvado los que más repercusión han tenido.

P: ¿Por qué son más agradecidos este tipo de papeles para un actor?

R: La verdad es que no sabemos lo que seríamos capaces de hacer en determinadas tesituras. Estos papeles gustan porque nos descubren personajes que la vida nos puede poner en momentos complicados y sacar cosas que tenemos dentro y que también pueden ser buenas.

Fernado Cayo y Ginés García Millán interpretando al Rey a Adolfo Suárez. Fuente: vanitatis.com

P: También estrenas un nuevo proyecto en televisión interpretando a Suárez

R: La ha dirigido Sergio Cabrera y creemos que es una serie muy digna, dentro de la complejidad de esa época y del personaje, que es inabarcable y maravilloso. Yo lo he disfrutado mucho y la experiencia ha sido estupenda, aunque me hubiese gustado haber tenido más tiempo para rodar

Ginés García Millán, sin duda uno de los “malos” más interesantes del panorama de los actores en España. Ahora de gira por varias localidades, nos recuerda que además fue portero de fútbol en su época de juvenil en el Real Valladolid. Quizá perdimos un gran portero, pero sin duda ganamos un gran actor.

Anuncios