En el blog de Gente con Duende estrenamos logo, un signo que nos identifica y que incluye las dos referencias que marcan este proyecto: el teatro y la radio.

Logo Gente con Duende

Dos pasiones unidas en torno al duende, buscando la magia y aquello especial que tienen ciertas personas y nadie sabe por qué. Y no sólo en el mundo del arte y de la escena, sino también, quizá en la persona que tienes más cerca. Es una invitación a soñar, a dejar volar la imaginación y sumergirse en el mundo del teatro y los espectáculos. Una invitación a descubrir nuestras pasiones, a fijarnos una meta que merezca la pena y a luchar y trabajar por alcanzarla.

A partir de este propósito tan lleno de buenas intenciones y no exento de ciertas dosis de utopía, quiero hacer una reflexión sobre cuales son las razones que nos impulsan a abrir un blog. Una reflexión sobre el universo de la blogosfera. Palabras heredadas de otros idiomas que son tan novedosas que aún no se recogen en el diccionario de la RAE. Palabras que nos introducen en el vértigo de una nueva era de la comunicación en la que casi todo es posible, en la que cualquier información puede dar la vuelta al mundo varias veces en un suspiro, en el mismo instante que escribo estas palabras.

Fuente: entreblogs.com

Esta semana tuve la posibilidad de visionar un documental titulado “Blog, la fiebre de los diarios en la red” (vídeo 1’09”) dirigido por Manuel Campo Vidal. Arranca en los trágicos sucesos del 7 de junio de 2005 en el metro de Londres, unos atentados terroristas siguiendo la estela de otras dos fechas de infausto recuerdo en nuestra memoria más reciente, el 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y el más cercano 11 de marzo de 2004 en Madrid. Dos fechas tan conocidas y tan dolorosas que no requieren mayor explicación. Si el acceso a internet y la utilización de los sms fueron respectivamente las señas de identidad del 11 S y del 11 M, los atentados de Londres universalizaron el uso de los blogs. Diarios digitales en la red en los que cualquier persona podía volcar sus pensamientos, historias, comentarios y automáticamente estar a disposición de una comunidad de usuarios en todo el mundo. Los acontecimientos vividos en los túneles del metro después de las explosiones, ante el silencio informativo impuesto por el gobierno británico, salieron a la luz de todas las formas posibles. Los propios medios tradicionales tuvieron que hacerse eco de estas informaciones trasmitidas a través de diarios en internet.

Como indica el sociólogo, Manuel Castells, uno de los gurús mundiales en comunicacíón, “el blog es un indicador del paso de una comunicación de masas a una comunicación individualizada de masas, de una persona a otras miles de personas que lo reciben de manera individualizada”. Esto ha supuesto una revolución en la esfera de la comunicación y ha alterado las estructuras más profundas de los medios. Revientan la agenda informativa y dictan un nuevo tipo de actualidad, mucho más cercana y con mayor contenido de opinión. El poder se sigue basando en el control de la información, pero cada vez es más difícil porque se escapa como la arena entre los dedos de las manos.

Fuente: 4bp

¿Cómo podemos explicar el auge de los blogs, de estos diarios personales en la red? ¿Por qué tenemos la necesidad de comunicar y de contar cosas, incluso las más íntimas? ¿Ya tienes un blog? Las razones apuntadas son varias, y explicarlas supone entrar también en su terreno de juego, en el de la opinión. Son un medio que permite la libertad de expresión y de opinión, argumento especialmente válido donde ésta no existe.  Nos puede ofrecer información paralela o complementaria a la oficial. Permite cubrir la necesidad de escribir de muchas personas que no tienen posibilidad de contar con un editor que publique tus trabajos. Están al servicio de la promoción personal y de ciertos productos o servicios, incluyendo la simple opinión. También son un elemento que juega el partido del ocio y del tiempo libre.

Cualquier generalización es errónea de partida, pero salvando esta limitación, se puede apuntar que la proliferación del blogs es el resultado de una sociedad hiperdesarrollada que tiene cubiertas desde hace tiempo todas las necesidades imaginables, una sociedad que siempre quiere más, que necesita nuevas sensaciones y entre ellas está la de la exposición al público de su propia intimidad. Las redes sociales, y en menor medida los blogs, se han convertido en un sustituto perfecto de las relaciones personales.

Fuente: qix.it

Hay cientos de blogs personales y profesionales de indudable calidad. Cada uno de los cuales se crea con distintas finalidades, como por ejemplo complementar redes sociales y algunas de las razones anteriormente expuestas. Pero también es cierto, que muchos otros funcionan como una extensión de algunos programas de televisión alimentados diariamente de la basura generada en las relaciones humanas o que directamente la fabrican. Exhibición impúdica de intimidades propias de quien pretende la notoriedad a cualquier precio, no sé si como posible medio de vida o simplemente para satisfacer su ración de narcisismo.

En el blog de Gente con Duende queremos informar, acompañar y trasmitir la ilusión por el teatro y por la radio como medio de comunicación que enamora y que te atrapa. Un objetivo ambicioso, pero desde la humildad de reconocer que los protagonistas de todo esto son los actores, bailarines, directores, magos, artistas de calle, de circo, monologuistas y demás artistas. Nosotros, como medio y como intermediario, nos damos por satisfechos con la oportunidad de seguir disfrutando de la pasión del teatro y del placer de la radio.

Otras información de interés

La blgosfera hispana. Pioneros de la cultura digital (Fundación France Telecom)

El poder tiene miedo a internet. Entrevista de Manuel Castells en Elpais.com

¿Por qué abrir un blog? (y por qué no)

 

Anuncios